Sólo el silencio

Aunque la realidad del ser ha sido establecida de muchas maneras,decirlo no es suficiente: el ser sólo es conocido por experiencia propia.

Sri Bhagavan Ramana Maharshi

ॐ नमः शिवाय

viernes, 23 de junio de 2017

SHIVOHAM (5)




SER SHIVA ... es imposible! 

Por un lado es lo más sencillo que hay,
porque significa ser sencilla-mente lo que ya somos, 
en nuestro estado natural y puro, 
sin agregados.

Y por otro, es altamente improbable,
porque implica deshacerse de todo lo demás,
de todo lo que creímos ser,
de aquello que nos enseñaron a ser,
de eso que tanto soñamos o imaginamos ser.

¿Porqué imposible..?

La sociedad materialista se basa en la firme creencia
de que todos somos seres (cuerpos) separados,
y que de esa misma materia emana una inteligencia o mente
que en determinados momentos crea un consciencia,
más o menos desarrollada según la "clase" de ser que somos.


¡Todo esto es nada más que una simple mentira!

Si revisamos nuestra experiencia unos instantes
nos damos cuenta que es todo al revés,
de que antes que nada (al despertar) 
aparece de forma espontánea una consciencia de si,
y sobre eso se monta todo lo demás...

Es esta consciencia o sentido de ser (Yo soy)
que vibrando hacia dentro de ella misma
crea una forma de ser o manifestarse
a la que llamamos "mente" y es aquí dentro de esta vibración, 
de este maravilloso poder inherente,
que aparece la idea del cuerpo, del mundo
y de las capacidades de movimiento individuales.

Entender esto es DESPERTAR o la "iluminación" 
como se denomina en el oriente y no es nada extraordinario,
si no el simple re-conocimiento de nuestro verdadero ser.

Sólo cambiando ESTE punto de vista, 
sólo viéndolo desde esta perspectiva todo cambia...

No sólo nuestro estado habitual de consciencia,
si no nuestra visión y forma de pararnos ante la vida, 
el mundo y los otros, como nuestra asignatura pendiente.

Cambiar esta comprensión abierta y liberadora
por la religión universal materialista y ególatra, 
requiere de mucha decisión, coraje y fortaleza.

Pero por otra parte es lo único que nos conducirá
a la verdadera paz, la paz imborrable, insustituible, completa,
sin esfuerzo, que no depende de nada ni de nadie.

Imagina por un instante: Si todos pudiéramos basarnos en esta
perspectiva o comprensión, en esta certeza del corazón,
de que todos somos LA MISMA CONCIENCIA reflejada
en cada organismo de manera particular y compleja,
pero surgiendo, viviendo y apuntando siempre a mismo fin,
a un único ser universal... 

¿NO SERÍA ESTO EL VERDADERO AMOR?
¿NO SERÍA LA REALIZACIÓN DE AMOR INCONDICIONAL
QUE TANTO ADMIRAMOS Y ESPERAMOS?

Por eso digo que es prácticamente "imposible", 
porque SHIVA no puede ser una persona...

SHIVA YA ES EN EL CORAZÓN (la infinita presencia de dios)
y hasta que no tomemos esa consciencia de ser impersonal
nunca lograremos la paz en el mundo, ni en nosotros mismos.

Para el que se siente SHIVA no hay otros, no hay dos...


En él siguen apareciendo infinidad de seres,
pero son todos "shivas" o el SHIVA ÚNICO 
en su danza infinita inmanente y trascendente, 
su mismísimo ser en muchas formas


NO HAY SALVACIÓN NI LIBERACIÓN "POSIBLE" 
SI NO AMAMOS ESE SIMPLE Y PURO SER
INCONDICIONAL, NATURAL Y AUTOCONSCIENTE

¡Renuncia a ser y vivirás! (Canta el gran RAMANA)

En otras palabras: SÉ LIBRE HASTA DE TI MISMO !!! :)

SHIVOHAM, SHIVOHAM, SHIVASWARUPOHAM 
( soy shiva, soy shiva, mi única forma es shiva, 

la CONCIENCIA INFINITA SIEMPRE PRESENTE AQUÍ Y AHORA)




-Caminante WIlly-

viernes, 16 de junio de 2017

SHIVOHAM (4)



SER SHIVA es darnos cuenta que dejando de creer
que somos alguien que piensa, siente y actúa,
no dejamos de ser, seguimos
siendo 
eso mismo que siempre es.


Aunque no seamos algo definido,
ni podamos captar mentalmente qué o quién somos,
seguimos teniendo la certeza de ser aquí y ahora
y la profunda intuición de que esa consciencia de fondo
es la base (constante e inmutable) de todo lo demás.

Somos ahí, somos en ese estado de ser puro,
sin temer, sin resistirnos o rechazar lo que somos,
ni querer algo más, sin desear cambiar nada, 
ni soñar con ser otra cosa...

¡Sólo ser, descansando en el ser, disfrutando ese ser!

Volvemos entonces a pensar, sentir y actuar
pero desde allí, desde ese centro,
nuestra vida cambia por completo.

Vivimos sin situarnos como los pensadores que imaginan,
ni los que sentimos cada experiencia personalmente afectados,
ni los actores que reaccionan creando más desorden.

Seguimos plenamente vivos y despiertos
pero sin olvidar que ya somos, sin esfuerzo nosotros mismos,
sin necesidad de hacer nada más para ser esa base
que se conoce a sí misma como eterna y dichosa,
siempre resplandeciente, abrazando la totalidad de la existencia.

El cuerpo está incluido y la mente también, por supuesto,
pero sin tener allí nuestro sentido de identidad, 
como otro aspecto o forma de reconocernos.

Y así, sólo siendo lo que somos, 
libres de juicios y conceptos,
todo se hace más claro, más puro, más natural.

Así todo se hace sencillo y espontáneo
sintiéndose interior, incluido, asimilado,
tal como llegó a ser
es amado, disfrutado y sentido
como nuestro propio y verdadero SER.

¡SHIVOHAM!



ACLARACIÓN: Esta serie de mensajes surgieron de una pregunta incisiva... ante mi soberbio comentario: "A Shiva no podemos conocerlo, tenemos que SERLO" ... alguien me preguntó: ¿Y qué es ser shiva? :) Y me quedé mudo...!!! Obviamente se trató de un simple proceso en el que empezaron a surgir por bastantes días consecutivos mensajes de este tipo... y otra vez me sirvió para recordar que la consciencia es siempre existencia consciente, en otras palabras, que lo que pasa afuera (que existe) es también un mensaje (del ser interior) a tener muy en cuenta!


-Caminante Willy-

viernes, 9 de junio de 2017

SHIVOHAM (3)



Ser SHIVA es ser tu ser, el ser universal, que en sí mismo no pertenece a ninguna religión ni culto, ni filosofía o forma de conocimiento...

El ser es el conocedor del conocimiento y todo lo conocido le pertenece.


No podemos conocerlo como no se puede iluminar el sol con un espejo, como la sal disuelta en el agua deja de ser visible pero podemos captarla por el gusto, al Ser podemos captarlo observando nuestra propia experiencia.

Primero y constantemente tenemos la experiencia de ser, el estado de ser, y sobre esa base se monta todo lo demás...

Shankaracharya lo llamaba "Aham Brahmasmi", el ser absoluto anterior a toda creación.

Jesús lo llamaba "yo y mi padre somos uno" o ser uno con Dios.

Buda lo expresaba como completo silencio, lo innombrable.

Los modernos investigadores y maestros hablan de la Presencia Yo Soy o la Pura Consciencia abierta y vacía, siempre disponible a todas las experiencias.

SHIVA es la vida de la vida, el Amor real, la Unidad inquebrantable, la paz más allá de toda comprensión, la felicidad eterna que anhelamos desde que nacemos y en cada una de nuestras experiencias.

SHIVA, el estado de ser, está siempre mostrándose... pero nosotros no lo reconocemos.

¿Dónde está Shiva ahora?

AQUÍ

¿Cuándo llegó Shiva hasta aquí?

AHORA

¿Como podemos verlo?

SIENDO lo que somos siempre aquí y ahora y nunca cambia ni aparece o desaparece, y no puede ser conocido por nadie más que por sí mismo, en sí mismo, como sí mismo.

Con la mente podemos conocerlo todo, menos "eso",
más con el corazón no podemos jamás dejar de SENTIRLO.

¡CHITANANDA RUPAM, SHIVOHAM, SHIVOHAM! 
(mi verdadera forma es ser shiva, ser shiva)




-Caminante Willy-

viernes, 2 de junio de 2017

SHIVOHAM (2)


Ser SHIVA es sentir profundamente 
que cada circunstancia de paz, de sabiduría y de amor 
es el desenlace natural de todo lo demás


Que cada luz es solamente la culminación 
de todos los demás movimientos espontáneos
en la eterna danza de regreso hacia el SER,
que nada es indebido, ni equivocado,
que todo está perfecto, exacto, 
que cada aliento es una bendición.

Que cada instante de esta Vida 
más allá de nuestros pobres juicios, 
se trata de un continuo movimiento 
maravilloso e irreversible 
hacia la unidad existencial, 
hacia la realidad del corazón.

Que vive cantando: OM NAMAH SHIVAYA

(me entrego a esta plena existencia dichosa
conociéndola plenamente como mi propia divinidad)



-Caminante Willy-

Âtma Vichara paso a paso

Persigue inexorablemente la búsqueda del "Quién soy yo".
Analiza tu personalidad entera.
Trata de encontrar dónde comienza el pensamiento del Yo.
Prosigue con tus meditaciones.
Continúa volviendo la atención hacia adentro. (Un día la rueda del pensamiento perderá velocidad, y una intuición surgirá misteriosamente)
Sigue esa intuición, deja que tu pensamiento se detenga, y te conducirá finalmente hacia la meta.

De las Enseñanzas de Sri Ramana Maharshi