Sólo el silencio

Aunque la realidad del ser ha sido establecida de muchas maneras,decirlo no es suficiente: el ser sólo es conocido por experiencia propia.

Sri Bhagavan Ramana Maharshi

ॐ नमः शिवाय

viernes, 15 de enero de 2016

DEVOCIÓN PURA




Hay una historia muy bonita.

-El sabio Nárada le pidió a Vishnu: “Oh Señor,¿quién es tu devoto más cercano?-

Y Vishnu le respondió: “Ve a este pueblecito de la tierra y observa. Hay un anciano en tal casa. Este es mi devoto más relevante”.-

Nárada bajó a la tierra, se dirigió al pueblecito y buscó la casa. Observó que este señor se levantaba a las cinco de la mañana, cuidaba de su mujer enferma, ordeñaba las vacas, despertaba a sus hijos, les preparaba el almuerzo y los llevaba a la escuela. Trabajaba en el campo y se preparaba la comida. Volvía a cuidar a su mujer y seguía trabajando en el campo hasta el anochecer.

Nárada no veía ningún signo de grandeza ni de devoción, y se decía a si mismo: “no hace yoga, no medita. No veo imágenes ni deidades en la casa, ¿como puede ser?”. Nárada creyó que Vishnu se había equivocado y volvió a pedirle.

Vishnu le respondió: “Vuelve y observa bien, ¡este es mi devoto más cercano!”-

Nárada volvió a la tierra y observó que de buena mañana, cuando se levantaba, salía fuera y, mirando hacia el cielo, repetía: 

“Narayana, Narayana, Narayana” 



(Narayana es un nombre de la divinidad, del Absoluto) y a continuación empezaba las actividades hasta muy entrada la noche cuando, agotado, volvía a mirar el cielo y con emoción repetía otra vez: “Narayana, Narayana, Narayana” con un fuerte sentimiento de entrega y plenitud.

Esta persona tenía una actitud que lo acompañaba siempre. Incluso inmerso en la actividad mantenía el reconocimiento de la esencia.

Entonces, no se trata de hacer muchas cosas 

ni de forzarnos a hacer pocas. 

Se trata de reconocer lo que ya somos, 
sin la tendencia de querer obtener.

No tenemos que obtener nada...


Esto es lo que más le cuesta a la mente.




Swami Satyananda Saraswati


viernes, 18 de diciembre de 2015

MORIR INTERNAMENTE



Decimos muy rápidamente que nos tenemos que observar a nosotros mismos, 
y parece que pueda ser muy fácil, 
pero no lo es. 

La mente es un pensamiento tras otro, 
una distracción, una emoción…

Una vez Rama le preguntó a su Maestro Vasishtha: 
“¿cuánto tiempo puedo tardar en darme cuenta de lo que Soy?”-
Vasishtha le respondió: “un abrir y cerrar de ojos”-. 

Un instante, tan sólo un instante.

Pero, a pesar de que puede ser un instante, 
a menudo vemos personas que durante muchos años 
meditan,  hacen yoga, son vegetarianas, leen textos, se purifican... 

Todo para llegar a ESTE INSTANTE de reconocimiento.


Depende sobre todo de la intensidad de nuestro propósito.

Muchos de nosotros decimos: “Yo quiero ser libre”. 
Quizás queremos ser libres, 
pero a menudo estamos absolutamente aferrados 
a nuestras limitaciones. 
Entonces, ¿qué deseo de libertad tenemos? 

Lo decimos muy fácilmente y suena muy bonito.
Esto es lo que pasa en el camino espiritual. 
Muchas personas piensan que están en el camino espiritual, 
pero tienen un lastre tan pesado de su “personaje”, 
que hace que no pase nada o muy poco en su proceso. 

La mente del “personaje” siempre está en la dualidad. 
Este reconocimiento de lo que hablamos, 
en realidad es como la muerte, 
nos damos cuenta que no somos el “personaje” limitado. 

Morimos internamente, simbólicamente. 

Llegamos a distinguir que en realidad 
nuestra esencia es trascendente. 

Y esta es la gran liberación.


El conocimiento del que hablamos surge de uno mismo, 
no es el conocimiento de otros. 

Es el conocimiento de
lo que eres. 

Tradicionalmente se adquiere siguiendo un camino, 
una enseñanza. 

¿Por qué? 
Porque la mente está aferrada al cuerpo, 
nuestras ideas, nuestras impresiones, nuestros impulsos. 

En el hinduismo se sigue a un maestro, 
un camino, una enseñanza 
que poco a poco te van abriendo a la Realidad. 

Y esta Realidad se va haciendo cada vez más clara y presente. 

Hay que seguir al maestro 
y las pautas del camino hasta que te estableces en él. 

Para algunas personas puede ser cosa de meses 
y para otras la tarea de toda una vida. 

veces, 
este reconocimiento puede venir en el momento de morir 
y la muerte acontece entonces un gran momento.



-Swami Satyananda Saraswati-

miércoles, 25 de noviembre de 2015

MEDITACIÓN DICHOSA: Observación desapegada, sin juicio, sin yo ni mío


Observa todo pensamiento sin ningún juicio:

Si en la mente no hay pensamiento, perfecto. 
Si en la mente hay pensamiento, perfecto.
Si hay pensamientos positivos, perfecto.
Si son pensamientos negativos, perfecto.

Todo pensamiento, todo movimiento 
lo percibo como una vibración de la conciencia.

La mente es solo una vibración 
de la Conciencia Suprema en mi.

La misma conciencia 
que ha creado todos los universos, 
crea en mi pensamientos, 
crea en mi movimiento, 
silencio, quietud, agitación, dicha, 
tristeza, dispersión, quietud.

Si logras observar la mente sin juicio alguno, 
si logras sentir que es sólo una vibración 
y no juzgarla.

Si logras sentir que es la madre divina 
que está produciendo estos cambios, 
estos movimientos, 
entonces nuestra meditación cambia.

Nuestra relación con la mente cambia.

Es un gran método para meditar, 
muy dichoso.


Swami Satyananda Saraswati

México 2013

lunes, 16 de noviembre de 2015

POEMA: GURÚ BHAKTI - a Swami Satyananda Saraswati


Oh Gurú, dime quién eres;


¡Mi Señor, dime quién soy!

No hay nadie más que pueda comprenderme,

no hay otro anhelo aquí, en mi corazón...

Si me dices quién soy, sabré Quién eres,

si me dices quién eres… ¡Sabré Quién soy yo!



Maestro, dame un vislumbre,

sólo un destello de tu condición,

llévame hacia el estado de no-mente,

haz que desaparezca como un "yo"...

En tu "Satyam" podré al fin disolverme,

Y tu "Ananda" será mi religión.



Swamiji, dame tu "Diksha",

haz que vuelva a apreciarme tal cual soy,

aunque pueda mil veces más perderme,

carente de energía e intuición...

A lo único que ansío volver siempre,

es a rendirme a ti, en devoción.



Oh, Brahmacharya, es en tu "Shakti",

que encuentro la real meditación.

Es a tus Pies que realizo mi ofrenda,

son tus palabras el mantra superior...

Y es por tu Gracia que sin otra senda,

siento esta pura dicha en mi interior



Mi Sadgurú, sin más palabras...

me refugio en la llama de tu amor,

me elevo hacia tu estado trascendente,

a tu paz natural, me entrego hoy...

¡Dejando libre al Ser que es inmanente

en la infinita dicha que Yo Soy!


-Caminante Willy-




“La mayor adoración es el silencio,el reconocimiento del propio Atman”

Swami Satyananda Saraswati

Retiro: "La Esencia del Camino Espiritual"
(11,12 y 13 de sep 2015. Buenos Aires):



¡ Sadgurunath Maharaj Ki Jai !

martes, 10 de noviembre de 2015

Camino espiritual o Realización directa?



La concentración, la meditación, 
así como todas las prácticas espirituales, 
no se hacen con el fin de alcanzar el Ser, 
porque el Ser siempre está presente, 
sino con el de que uno tome conciencia 
de que la ignorancia es algo que no existe. 

Cualquier individuo admite que existe por sí mismo 
y no necesita de ningún espejo 
para demostrárselo a sí mismo. 

La existencia es ser consciente, 
lo cual es la negación de la ignorancia. 

Entonces, ¿por qué sufre el hombre? 

Porque se imagina que es algo distinto 
de lo que es realmente. 

Es decir, se imagina que es el cuerpo, que es esto, aquello y lo de más allá: 
"Yo soy Gopal, hijo de Parashuram, padre de Natesan", etc. 

Pero, en realidad, él es únicamente ese "Yo soy" inteligente, 
desprovisto de cualquier cualidad y superposición, 
de nombres y de formas. 

¿Es que el hombre puede ver su cuerpo 
y todas esas cualidades, formas y colores 
en el estado de dormir profundo, sin sueños? 

Pero no por eso va a negar que siga existiendo 
aunque no tenga cuerpo. 

Se debe aferrar a esa existencia, 
a esa existencia sin compañía (káivalia), 
hasta cuando esté en el estado de vigilia. 

El sabio, 
sencillamente, 
ES.

"Yo soy el que soy", 
en eso se resume toda la Verdad. 

El método se resume en 
"Estad quietos y sabed que yo soy Dios". 

¿Qué quiere decir quietud? 
Que cesa el pensar, 
el cual constituye el universo de formas, colores, 
cualidades, tiempo, espacio, y todos 
y cada uno de los conceptos y preceptos.

Bhagavan Sri Ramana Maharshi
Extracto del libro Guru Ramana (Trompa de Elefante, 2008)


El camino es necesario, 
al igual que el gurú, 
sólo para liberarnos de aquellos apegos 
o creencias con las que nos hemos identificado 
y nos han hecho olvidar que
YA SOMOS ESO que tanto añoramos,
 felicidad sin causa,
amor incondicional, 
paz en comunión con nuestro estado natural 
sin otra base que sí mismo.

Son los "pratayas", los contenidos mentales
los que oscurecen esa realidad omnipresente,
los que constituyen los "velos"
en los distintos planos de existencia
o vehículos a través de los cuales se manifiesta este Atman,
esta expresión de la divinidad
siempre libre e inafectada.

Por eso, es necesario un arduo y penoso sendero purificador
que nos libre de ese conocimiento erróneo,
capa tras capa de creencias y condicionamientos,
que al mismo tiempo generan las reacciones
en la sustancia mental,
que llamamos fenómenos u objetos del estado de vigilia.

Y es cierto también, 
que cuando alcanzamos un nivel mayor de claridad,
de "viveka" o discernimiento espiritual, 
tenemos que dejar todo camino y búsqueda
para entregarnos a ser lo que somos 
y ver la realidad desde allí,
desde esa perspectiva última, 
desde el corazón, 
desde nosotros mismos ...

¡Sin la más mínima distinción
entre lo real y lo irreal!




¡OM NAMAH SHIVAYA!



¡FELIZ DIWALI!

QUE LA LUZ DE MI PADRE SHIVA
DE LAKSHMI DEVI
Y DE LA EXISTENCIA UNA:

¡GUIE SUS PASOS 
HACIA EL SER!



Âtma Vichara paso a paso

Persigue inexorablemente la búsqueda del "Quién soy yo".
Analiza tu personalidad entera.
Trata de encontrar dónde comienza el pensamiento del Yo.
Prosigue con tus meditaciones.
Continúa volviendo la atención hacia adentro. (Un día la rueda del pensamiento perderá velocidad, y una intuición surgirá misteriosamente)
Sigue esa intuición, deja que tu pensamiento se detenga, y te conducirá finalmente hacia la meta.

De las Enseñanzas de Sri Ramana Maharshi