Sólo el silencio

Aunque la realidad del ser ha sido establecida de muchas maneras,decirlo no es suficiente: el ser sólo es conocido por experiencia propia.

Sri Bhagavan Ramana Maharshi

ॐ नमः शिवाय

lunes, 30 de agosto de 2010

TE VEO


 
 
¡Te veo!
No veo tu imagen. A ti te veo.
No te imagino, ni te recuerdo.
No te reflejo ni te proyecto.
Sin recrearte, sólo en ti creo.
Eres mi ahora, mi propio espacio, mi único tiempo.
Sin nacimiento, por ti he llegado a este momento.

¡Te veo!
Como a ese instante preciso y cierto
de cada día cuando despierto...
¡Involuntario, espontáneo, fresco!
Libre de hallarme y reconocerme, de ser idéntico.
Sólo tú existes en mi paisaje, en mi desvelo.
Y no hay más nada que nos separe y no hay más miedo ...

¡Te veo!
Sin intenciones y sin objeto.
Te veo a fondo, no te interpreto.
Y en lo que existe yo me convierto.
Ya no aparezco, ya no interfiero.
En este instante mi ser entero
es contemplarte como a la vida resplandeciendo.

Te veo y siento mi ser completo,
Cada partícula libre fluyendo.
Porque ahora es una ... Ya no hay fragmentos.
Ni más palabras para expresarlo. ¡Sólo hay silencio!

¡Hay paz profunda, amor eterno!
¡Sólo es mi mismo lo que presencio!
¡Ya nada existe, todo infinito, uno perfecto!


2 comentarios:

  1. ...Te veo y siento mi ser completo,
    Cada partícula libre fluyendo.
    Porque ahora es una ... Ya no hay fragmentos.
    Ni más palabras para expresarlo. ¡Sólo hay silencio!

    ¡Hay paz profunda, amor eterno!
    ¡Sólo es mi mismo lo que presencio!
    ¡Ya nada existe, todo infinito, uno perfecto!

    Un abrazo desde el alma querido amigo!

    ResponderEliminar
  2. Un abrazo grande VIVI!

    No había visto esta entrada... perdón por mis faltas de atención, a una amiga del alma como tú!

    Namasté!

    ResponderEliminar

TAT TVAM ASI (Tú eres Aquello que es lo único que ES)

OM NAMAH SHIVAYA



Âtma Vichara paso a paso

Persigue inexorablemente la búsqueda del "Quién soy yo".
Analiza tu personalidad entera.
Trata de encontrar dónde comienza el pensamiento del Yo.
Prosigue con tus meditaciones.
Continúa volviendo la atención hacia adentro. (Un día la rueda del pensamiento perderá velocidad, y una intuición surgirá misteriosamente)
Sigue esa intuición, deja que tu pensamiento se detenga, y te conducirá finalmente hacia la meta.

De las Enseñanzas de Sri Ramana Maharshi