Sólo el silencio

Aunque la realidad del ser ha sido establecida de muchas maneras,decirlo no es suficiente: el ser sólo es conocido por experiencia propia.

Sri Bhagavan Ramana Maharshi

ॐ नमः शिवाय

domingo, 26 de diciembre de 2010

UPADESA (Bhakti Yoga -7-8-) Contemplación

7.- La contemplación ininterrumpida del Señor, 
que es semejante a un río de ghi y como el flujo de un arroyo, 
es superior a la contemplación interrumpida.

Lo que en el sendero del conocimiento (jñana marga) se denomina meditación, aquí, en la vía devocional (bhakti)  se conoce como "contemplación", centrarse en el origen, diluirse como la sal se hace invisible al contactarse con el agua, o fundirse en esa alta vibración que tanto le atre, como la mariposa en el fuego, que ya no representa un peligro para ella, y si una aceleración de la entrega a la unión amorosa.

La contemplación es la meditación en el ideal elegido en el que hemos habituado la mente a fijarse y concentrarse, mediante un gran impulso devocional inicialmente, pero también con mucho tiempo de trabajo y esfuerzo incesante.

La contemplación bien entendida es esencial para dejar al descubierto, antes nuestros propios ojos (ahora despejados, apoyados sobre la base de un estado mental de quietud o armonía) todo aquello que nos separa de nuestro estado natural y puro.

Todos los condicionamientos y limitaciones que nos hacen sentir aparte, distintos, presionados y marginados de esa continuidad de ser que tanto amamos y anhelamos... "Lujuria y oro", decia Sri Ramakrishna, para remarcar las dos principales causas o apoyos de este egoísmo que desde la memoria individual no nos deja disfrutar de la Gracia omnipresente del Señor en el corazón.

A medida que este proceso de autodescubrimiento y  vaciamiento o purificación avanza, nuestro estado mental predominante comienza a ser cada vez más calmo, armonioso y equilibrado ... Las prácticas ejecutadas según la instrucción recibida nos van acercando en forma paulatina a una mayor firmeza de la mente, a una atención espontánea, que ya no es una postura asumida o forzada, sino el resultado de la placidez, de la amplitud hallada en ese estado ideal, de apertura, de total relajación y entrega.

Como un vaso repleto de agua al ser sumergido en el agua todavía experimentamos una sutil separación, no obstante la sensación es la misma que al emerger cada mañana del sueño profundo, donde experimentamos la plenitud y la felicidad de ser absolutamente libres, y ésta es una señal inequívoca de que vamos por la buena senda, pues estamos retornando a ese estado natural y puro, y ya no nos sentimos desconectados de la realidad durante el estado de vigilia y el sueño con sueños, pues comenzamos a presenciar como poco a poco las diferencias comienzan a disiparse, lentamente, como la noche oscura al llegar el alba.

Esta comunión y la permanencia en ese estado de integración profunda es lo que el Maharshi nombra como contemplación ininterrumpida del Señor o meditación en Dios, tanto sea personal o como símbolo de la unidad espiritual, del Yo supremo.

Medita en Dios, ya sea en un lugar oscuro 
o en la soledad de los bosques, 
o en el santuario silencioso de tu corazón.

Dilúyete en el Señor, como las drogas se diluyen en el alcohol.


La meditación profunda revela 
la verdadera naturaleza del Ideal Elegido 
en el cual se medita y la infunde en el alma 
de aquel que está meditando.

El secreto consiste en que la unión con Dios (yoga), 
nunca tiene lugar a menos que la mente esté absolutamente calma, 
cualquiera sea el sendero que se siga para la realización de Dios. 
La mente está siempre bajo el control del yogui 
y no el yogui bajo el control de la mente.
Sri Ramakrishna 

Esta nueva perspectiva, que se siente como un cambio radical en la manera de ver las cosas y sobre todo en la forma de encarar el sendero del autoconocimiento, nos irán introduciendo naturalmente en la reflexión y más tarde en la indagación o investigación de ese nuevo estado que comenzamos a experimentar.

La contemplación es el resultado natural de nuestro avance en el único sentido que puede darse, el de la unificación con el Señor como el ser interior, supremo y primordial, al que buscamos acercarnos primero y conocer después con la profunidad que sea necesaria para comulgar con él, en una paz profunda y perdurable, que sólo puede ser producto de la verdadera unidad.

Podemos extraer de estos versos otro significado más profundo de lo que hasta ahora entendíamos como ENTREGA... La reiterada enseñanza que dice "deposita todas tus cargas a los Pies del Señor", es también una referencia a los beneficios trascendentales que obtendremos con la práctica de la contemplación.

Durante el estado de absorción en la contemplación (bhava) pasaran ante nosotros todos nuestros "asuntos pendientes", nuestros problemas de arrastre o incomprensiones que venimos soportando desde el pasado, y que, almacenadas en la memoria física como tendencias o predisposiciones salen ahora, a la luz de una oportunidad para trascender.

Pero esta vez no reaccionaremos ni con aceptación ni con rechazo ante su aparición, porque el mayor beneficio de la contemplación es que ante la PRESENCIA del ser supremo, nuestra perspectiva se sitúa como la del testigo, como el observador desapegado de todo lo que aparece... Entonces estas energías pasan ante nuestros ojos como las aves en el cielo, con cierta carga de emotividad, pero sin afectarnos particularmente, liberándose de esas reacciones que no hacían más que retroalimentarlas y sujetarlas en el interior de nuestra mente, en el subconciente.

Se dice que la contemplación o la meditación no es algo "a conseguir", sino el estado básico o natural de nuestra mente, cuando no se halla condicionada o presionada por factores externos, y en este mismo sentido, la contemplación es ese descanso reparador, como un remanso de quietud, en que el continuo fluir del "arroyo" de los pensamientos se estabiliza y se sostiene.

El Maharshi siempre repetía que "el agua no se puede convertir en agua-seca", cuando se le preguntaba la manera de destruir o deshacernos de la mente... Mientras el agua siga fluyendo, habrá pensamientos, habrá movimiento y pulsación, interrupciones y variaciones en el devenir del arroyo, pero si aprendemos a contemplar el fondo estable y continuo sobre el que la corriente se desliza, podemos llegar tener un presentimiento, un vislumbre de la unidad perfecta e incorruptible que espera a ser descubierta en lo profundo del corazón.

A esto se refiere el Maestro al hablar de la contemplación interrumpida, más superficial, con más propensión a las distracciones o interferencias, y la más profunda o ininterrumpida "como un río de ghi" o un chorro de aceite que por su densidad cae de manera pareja y constante, con un recorrido uniforme, sin desviarse ni derramarse en su traspaso.


Esas interrupciones se deben a los pensamientos. 
Usted no podrá ser consciente de las interrupciones a menos que lo piense. 
Se trata sólo de un pensamiento. Repita la antigua práctica: 
"¿A quién le surgen los pensamientos?". 
Mantenga esa práctica hasta que no hay más interrupciones. 
Sólo la práctica producirá 
una continuación de la consciencia.
Sri Ramana Maharshi





8.- La contemplación sin dualidad, 
en la que "El es Yo", se considera  muy sagrada, 
y superior a la contemplación dual.

En este verso el Maestro nos sitúa un poco más en el centro del problema de identidad que nos ha traído hasta aquí, produndizando aún más en cuanto al resultante que debe derivar de la práctica devocional en general, y en este caso, de la contemplación.

La contemplación puede darse de dos formas a saber: con forma (saguna) y sin forma (nirguna), habiéndose centrado en un objeto determinado en el primer caso, y en el observador en sí, en el segundo... en la contemplación no-dual.

Siempre debemos rechazar la tendencia de la mente a creer que una práctica por ser superior a otra, puede ser tomada como un atajo, o una vía directa, ya que no es así de ninguna manera, porque cada paso es consecuencia del anterior y se suceden como los peldaños de una escalera.

De ninguna manera podemos acelerar los resultados salteando etapas de práctica, y sobre todo, menospreciando el nivel de sutilización que necesitaremos en los próximos niveles a que vayamos accediendo, a medida que la mente se vaya depurando y clarificando.

De la misma forma que la contemplación ininterrumpida es consecuencia de haber consolidado su antecesora inmediata, así la contemplación sin forma llega tras largos períodos de práctica de contemplación sobre la forma del Señor, del Gurú o del ideal elegido.

Cuando se le consultaba al Maharshi, cuál era el método más eficaz para obtener la realización definitiva... Si se trataba de la plegaria dirigida a Dios, la entrega al Gurú, o la concentración de la mente, etc., el Maestro respondía:

Una cosa es consecuencia de la otra. 
Cada una de ellas conduce a la siguiente etapa. 
Forman un totalidad continua. 
Dios, el Gurú y el Yo no son diferentes. 
Son una misa cosa. 
Por tanto los métodos no ofrecen elección. 
Sri Ramana Maharshi

Veamos ahora porqué el Maestro nos marca una diferencia notoria, entre la contemplación dual y la no-dual, corroborando al mismo tiempo, la afirmación de que no puede pasarse a la una, sin haber trascendido la otra naturalmente.

El collar de oro y el anillo del mismo metal pueden hallarse separados de acuerdo a la perspectiva que utilizen para el autoconocimiento.

El anillo se encuentra limitado en peso y forma, con respecto al collar y puede llegar a creer que su origen es muy distinto al del collar, tomando en cuenta los atributos y cualidades que componen a uno y otro.

Difiere del collar cuantitativa pero no cualitativamente, pues si su analisis se basa en la afirmación "soy el anillo", establecerá una relación espacio temporal con el collar, y otra (que surge de esta espontáneamente) con el oro ... Así es, aunque no aparezca a simple vista... La dualidad no consta de dos sino de tres componentes fundamentales, por eso los Maestros de Advaita siempre hablan de "la tríada" del conocimiento.

Sujeto y objeto parten de una base cierta, que podríamos llamar el sujeto último o el trasfondo, base del conocimiento dualista u objetivo.

Ahora bien, si el anillo que se encuentra separado del collar (y de todas las demás joyas de ese material cognoscibles) cambia rotundamente su punto de vista y pasa a la afirmación "Yo soy el oro", la dualidad se corta abruptamente, no sólo unificándolo con el oro como su ser esencial, sino también con el collar y con todo aquello que haya sido construído a partir de esa base.

Si finalmente el anillo comprende "Él soy yo", se diluyen todas las dudas y se superan las limitaciones de nombre-forma en la contemplación de su real naturaleza.


49.
Ya que todos los seres tienen su origen en Brahman, 
debemos considerarlos como siendo en verdad Brahman mismo.
50.
Los Vedas declaran evidentemente que sólo Brahman 
es el sustrato de todas estas variedades de nombres, formas y acciones.
51.
Así como un objeto hecho de oro siempre es oro, 
del mismo modo todo lo que ha nacido de Brahman siempre es Brahman.
52.
El miedo es uno de los atributos del ignorante 
que persiste viendo la más leve diferencia 
entre el ser individual y el Ser Supremo.
53.
Cuando la ignorancia engendra el concepto de dualidad, 
uno ve a otros (algo o alguien además de sí mismo); 
pero cuando todo queda identificado con el Atman , 
uno no percibe ni remotamente nada fuera de sí mismo.
54.
Cuando toda dualidad está ausente y uno realiza 
que todo está identificado con el Atman, 
no surgen ni confusiones ni sufrimientos.

Sri Sankarâchârya
APAROKSHA ANUBHUTI
La Realización Directa del Ser

Podemos completar esta analogía con el reiterado ejemplo de la "ola" de mar, con forma y fuerza limitada comparándose con el océano contenedor, o la más tradicional, de la arcilla y los utensillos construídos con este material, utilizada por el gran maestro Shankaracharya... Pero de poco nos servirán todas estas deducciones lógicas si no aprendemos a reconocer en nosotros mismos esta consciencia base, la "chispa divina" desde la cual parten todos las demás formas de conocimiento y percepción.

Por eso el Maharshi afirmaba que "Sólo el sabio es un verdadero devoto"... Situados en ese punto de partida de nuestro estado actual por medio de la contemplación no-dual, podemos llegar a vislumbrar ese otro espacio ilimitado, que no es otro distinto, sino el único infinito sobre el que se montan todos los demás estados, y está siempre-aquí-ahora como muestra irrefutable de su naturaleza eterna, sin cambio y autoconsciente.

Atentos a lo que esa contemplación nos revela, vamos ampliando nuestro acercamiento devocional hacia esa Fuente, única e indisoluble, de la cual surge todo lo que existe y hacia lo cual regresamos al finalizar cada ciclo vital o existencial.

Otra vez cabe que refresquemos y meditemos en lo que aprendimos anteriormente, con respecto a que todo objeto se compone de nombre-forma y esencia o SATCHITANANDA, la cual es común a todos los seres que existen en cualquier espacio y tiempo, en toda concepción intelectual, en cada creación y manifestación del ser único e indivisible.

Sabemos que la "Visión" de Dios no puede expresarse en palabras y por esto los maestros de la Vedanta siempre utilizan la expresión compuesta SAT-CHIT-ANANDA, que significa escuetamente: Existencia perfecta, Concocimiento absoluto o puro, y Dicha plena, amor y paz, o lo que es lo mismo, armonía y unidad en todo.

Ananda (esta dicha tan amplia) es uno de los signos de haber alcanzado esa Visión, a través de la CONTEMPLACIÓN NO-DUAL, de la realización de que Dios y Yo son uno y el mismos ser.

En el momento en que surge la comprensión de que el Señor es en realidad nuestro Yo verdadero, el curso de nuestra búsqueda cambia drásticamente... La devoción dual, pasa a ser el consabido amor por Sí mismo, que nos parecía extraño y contradictorio en un principio, al contrastarlo con el ego, el yo superpuesto, el falso si mismo que aparece como consecuencia del reflejo en las predisposiciones (vasanas) acumuladas.

Pero esta vez ese Sí mismo, aparece desde el correcto enfoque, desde el sí-mismo (atmân) común a todas sus criaturas, a todos los seres sensibles que lo componen ... Y se constituye así en la base, el principio y fundamento del Verdadero Conocimiento o Advaita.

Digno de ser obtenido es el verdadero Conocimiento; 
dignos de ser contemplados por la mente son los Pies del Señor; 
ciertamente, digna de unirse a ella es la compañía de Sabios [satsang]; 
digna de tener brote en el corazón es la Felicidad.

Fijando firmemente con amor los Pies del Señor en el Corazón, 
uno puede cortar la esclavitud del engaño, 
y al cortar así la esclavitud, 
uno puede contemplar la verdadera Luz del supremo conocimiento, 
al haber florecido el propio loto del Corazón de uno.


Guru Vachaka Kovai
por Sri Muruganar 
(Traducción y Comentarios: Sri Sadhu Om)


Gradualmente la devoción nos ha llevado al convencimiento de que ese SER que tanto amamos es el centro u origen de nuestro propio ser individual, del Yo que sentimos como punto de partida cada mañana al despertar... Y ese "Él es yo" comienza a transformarse en el fundamento de todas las relaciones existentes, tanto con Dios como con todos los seres que nos rodean. 

Comenzamos a vivir en un estado de gracia, donde todo lo que nos parecía hostíl hasta el momento se convierte en un recordatorio de nuesrta real esencia, de la unidad plena, proyectada como la mente del Señor, como el prodcuto de Su maravillosa manifestación, de Su Lila o juego divino, en el que se busca a sí mismo en los objetos.

La misma contemplación dual sostenida a través del tiempo, nos lleva un paso más allá a invertir los términos casi sin darnos cuenta, espontáneamente, e ir profundizando esa certeza o fe constituída y simentada en nuestro corazón, hasta que finalmente ese "ÉL es yo" se va develando como YO SOY ÉL o YO SOY AQUELLO, que es el principio existencial de toda la filosofía Vedanta.

Permanecer en ese Principio existencial, a los Pies del Señor o del Gurú como ideal elegido, es lo que nos irá conduciendo gradualmente, cada uno en su tiempo y a su modo, hacia el destino que todos tenemos como hijos, devotos o aspirantes a la realización ... El glorioso despertar a nuestra propia naturaleza inmutable, sin cambios, eterna y autoexistente... El regreso a Casa, la unificación definitiva con el Dios de dioses, Maheshua, SIVA mismo, nuestro SER REAL. 




OM NAMAH SHIVAYA
OM NAMO BHAGAVATE SRI RAMANAYA
HARI OM TAT SAT


Continuaremos con Upadesa Sara (Bhakti Yoga) ...

16 comentarios:

  1. Gracias Ganapati por estos dos capítulos "(Bhakti Yoga -7-8-) Contemplación".

    Lo primero que destacaría es este punto que creo es muy importante en la "meditación":

    "Esas interrupciones se deben a los pensamientos.
    Usted no podrá ser consciente de las interrupciones a menos que lo piense.
    Se trata sólo de un pensamiento. Repita la antigua práctica:
    "¿A quién le surgen los pensamientos?".
    Mantenga esa práctica hasta que no hay más interrupciones.
    Sólo la práctica producirá
    una continuación de la consciencia".

    Lo segundo y muy importante también es:

    "Comenzamos a vivir en un estado de gracia, donde todo lo que nos parecía hostíl hasta el momento se convierte en un recordatorio de nuestra real esencia, de la unidad plena, proyectada como la mente del Señor, como el producto de Su maravillosa manifestación, de Su Lila o juego divino, en el que se busca a sí mismo en los objetos".

    El cambio de visión hacia la "visión correcta" hace que lo que antes nos parecía hostil ahora nos parece un recordatorio de lo QUE ES!!.

    De nuevo gracias y un abrazo desde ese fondo inmutable y sereno!!.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Hermano:

    GRACIAS POR TAN EXCELENTE DESARROLLO.

    HAS PUESTO TODO TU AMOR Y DEVOCIÓN EN ELLO.

    ME COMPLACE LEERLO Y SENTIRME AFECTADO POR TODAS LAS DESCRIPCIONES QUE LOS MAESTROS HACEN PARA HACERNOS COMPRENDER.

    PARA MI PRÁCTICA, EL JAPA, DEVOCION, CONTEMPLACION Y REFLEXIÓN SON UNA SOLA.

    EL MODO ES COMO UNA HOJA QUE ES LLEVADA POR LA CORRIENTE DEL AGUA,
    O SEA ENTREGARNOS CON ABSOLUTA FE Y AMOR. (ESTO IMPLICA LA AUTOINDAGACIÓN CONSTANTE Y LA BÚSQUEDA DE TEXTOS SABIOS Y/O MAESTROS QUE NOS GUIEN)PARA NUESTRO ESCLARECIMIENTO.

    NUNCA EN NINGÚN INSTANTE DEJAR LA PRACTICA:

    AL DESPERTAR Y A PUNTO DE DORMIR CON JAPA MALA.

    ESA ES MI PRACTICA.

    ELLA ME HA LLEVADO LENTAMENTE A LA PAZ Y LA ARMONÍA A TRAVÉS DEL ENTENDIMIENTO DE LA EXISTENCIA DUAL.

    SALUDOS A TODOS LOS HERMANOS.

    OM NAMO NARAYANAYA!!!

    AHAM BRAHMASMI!!!

    NAMASTÉ!!!

    ResponderEliminar
  3. Te agradezco Gorka por tu dedicación y atención a esta serie que entiendo debe resultar ardua de seguir y asimilar.

    Realmente me sorprendes cada día por la claridad de tus conceptos y por el excelente trabajo que estás realizando en tu espacio, desde la perspectiva del Zen, que está siempre muy emparentada con la Advaita.

    Te felicito y saludo respetuosamente a esa luminosa presencia que hay en tu corazón y cada día brilla con menos interferencias y como muy bien acotas, desde ese fondo inmutable y sereno en el que SOMOS UNO!

    Namasté Amigo en el Ser!

    ResponderEliminar
  4. Hermano querido!

    Has vuelto a dar testimonio de ese estado maravilloso que la Gracia del Gurú te ha otorgado!

    No hay diferencia entre las distintas prácticas como bien lo aclaras, por eso quise agregar el pequeño, pero muy importante comentario aclaratorio del Maharshi en cuanto a las dudas que surgen en el aspirante sobre si adoptar una u otra, para comenzar:

    "Una cosa es consecuencia de la otra.
    Cada una de ellas conduce a la siguiente etapa.
    Forman un totalidad continua.
    Dios, el Gurú y el Yo no son diferentes.
    Son una misa cosa.
    Por tanto los métodos no ofrecen elección."

    Y es precisamente ese Yo el que nos va guiando sin necesidad de ninguna instrucción, una vez que establecemos contacto y nos entregamos definitivamente a Sus Pies...

    Esa PAZ y ARMONIA eres Tú amigo mío, y la comprensión de lo demás es sólo la mente desapareciendo, disolviéndose gozosa en ese amor y esa luz que genera tu propia entrega y en que ella tiene la oportunidad de regresar a su estado natural y puro!

    Ahora comprendes que la PRACTICA es también su Gracia... ahora comprendes!

    El Maestro te lleva, bendito seas y nunca lo abandones!

    Namasté Hermano querido! TAT TWAM ASI!
    HARI OM TAT SAT!

    ResponderEliminar
  5. Mi querido hermano y amigo en el Ser, gracias por este trabajo excelente, sabio y detallado al máximo.

    El valor de la meditación/contemplación no éstá en lo que te aporta, si no en lo que te quita. Tiene como bondad limpiar, clarificar y eliminar, tanto las impurezas que flotan en la superficie como los cantos rodados largamente despositados en el lecho del río (bellísima metáfora).

    A más veces repaso el texto más veo la mano que te quía...bendito seas por hacer de canal y traernos estos inspirados y sabios posts.

    Un abrazo mi querido Ganapati.

    ResponderEliminar
  6. Mi querida Aviló!

    Esta metáfora bellísima ha sido de tu autoría y es un bello aporte a estas palabras que como siempre, parece que se quedan cortas.

    Ojalá la Mano del Maestro esté guiando y no sea esta torpeza que se cree apropiada para canalizar tanta energía, y ni siquiera puede soporta una mirada del gran Santo de Arunachala.

    Querida Hermana, en tu gran compasión ves todas las cosas teñidas de ese amor y esa luz que tú misma irradias.

    Un abrazo mi querida hermana en el SER, a los Pies de RAMANA-SIVA!

    OM NAMAH SHIVAYA!
    OM NAMOH BHAGAVATE SRI RAMANAYA!

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Amado Mío, por guiarnos de esta forma tan clara y explícita.., gracias por tanto Amor y Compasión..
    Seguiremos los pasos que señalas, recordando que: "Los métodos no ofrecen elección"..
    Namasté, Amado Mío!

    ResponderEliminar
  8. Así es MADRE AMADA!

    No hay elección... no hay forma de escapar, como bien señalas siempre desde tu blog!

    No hay donde ir sino hacia sí mismo, no hay escapatoria de lo que realmente somos... podemos soñar que nos fugamos, pero en ese caso, seremos soñados y no los soñadores.

    Gracias por seguir esta serie con tanta fe y sentido de compañerismo.

    Sabes que tu presencia es siempre especialmente grata para mí, porque te considero una GUIA y un ejemplo a seguir!

    Namasté Madre Amada, Maestra del Ser!
    HARI OM TAT SAT!

    ResponderEliminar
  9. Llevo varios días leyendo por partes la entrada y solo quiero expresarte mi gratitud y admiración por tan preciso trabajo.
    El Upadesa está dando más de sí de lo que hubiera podido imaginar.
    Un gran abrazo, Ganapati, y feliz año nuevo.

    ResponderEliminar
  10. Gracias Amigo en el Ser!

    Muy inteligente tu manera de resolver el problema de la extensión del texto, leer por partes cada día... Como les conté, siempre escribo primero y elimino después, pero igualmente me sigue quedando largo en un sentido, y corto en otro, por todo lo que podría aprenderse a partir de estos versos tan penetrantes.

    Es tal como dices, el Upadesha está dando sus frutos por ustedes mismos, que son los que lo siguen, cuando ni este servidor ni nadie pensaba que se podía llegar a extender demasiado... es que si miro los versos por venir tampoco me siento capacitado para comentarlos, pero siempre el Maestro se las ingenia para intervenir en el momento justo y darle a estas manos un motivo para moverse y a esta mente tan rudimentaria una razón para existir!

    Gracias por el ánimo que siempre aportas, lleno de optimismo y afecto! Gracias por siempre!

    Un gran abrazo ...

    FELIZ AÑO Y VIDA, AMIGO EN EL SER!

    ResponderEliminar
  11. Querido Ganapati

    Muchas gracias por estas entradas que tan bien explicadas y claras nos traes. Me he tomado el atrevimiento de copiar cada una de ellas e imprimirlas para poder leerlas con la atención y el amor que merecen, ya que ademas de llegar casi anocheciendo de mi trabajo, comparto la PC con mi hijo y mi hermano que está viviendo temporalmente en nuestra casa. Realmente es un trabajo increíble.

    Que cada amanecer te brinde la felicidad que da la serenidad y que el AMOR y la LUZ te abracen siempre. Feliz 2011!

    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  12. Gracias a ti querida Azul!

    GRACIAS en nombre de mi Gurú y de todos por este esfuerzo de copiar e imprimir este trabajo para ofrendarle "la atención y el amor que merecen".

    La que eres increíble eres tú, y te digo sinceramente que he leído buenas cosas en los blogs de mis hermanos, y en el tuyo también, pero nunca se me ha ocurrido honrar esa enseñanza con semejante gesto, con la atención que como el don supremo existe en cada uno.

    Para mi lo importante es siempre respetar y honrar la "enseñanza" más allá de maestros y dogmas, más allá de toda autoridad que provenga del afuera, esa enseñanza es nuestra esencia y adorándola, entramos automáticamente en contacto con la realidad.

    Realmente el Maestro debe tener reservado algo muy importante para ti, que tiene que llegar pronto y florecer desde tu corazón al mundo, más allá de lo que puedas llegar a imaginar que eres capaz de dar.

    Gracias por ofrendarme también esos amaneceres, el momento del día en el Yo nos ofrece otra oportunidad de realizarlo, de encontrarlo y de vivirlo en plenitud.

    Que esa LUZ Y AMOR de los maestros te vuelva multiplicada ahora y siempre en cada instancia de tu vida!

    Muy buen año y no lo olvides, lo que tienes para dar, sólo tú puedes darlo, nadie más!

    Namasté Amiga en el Ser - Que sea el 2011 el año de tu pleno desarrollo!

    ResponderEliminar
  13. Yo también lo he estado releyendo estos días y quedo totalmente agradecida por lo hondo de tu trabajo y de todos los comentarios inspirados frutos también del mismo. Y es que los que estamos aquí es porqué en algún momento clareó en nosotros la comprensión de cuál es nuestra verdadera Naturaleza, y aquí estamos, a Sus Píes.
    Namasté Amigo!

    ResponderEliminar
  14. Gracias Victoria, por tu paciencia y dedicación!

    No hay ningún apuro, Amiga del alma... Cada cual con sus tiempos y a su manera irá atendiendo el "llamado" del Safgurú.

    Es muy cierto que no por mucho madrugar se amanece más temprano, pero también que para aquellos que ya ha amanecido la oscuridad se ha convertido tan solo en un mal recuerdo.

    Aquí seguiremos, a Sus Pies, en el único lugar donde no tenemos nada más que buscar o anhelar, donde todo está realizado siempre aquí y ahora, donde no hay nacimiento ni muerte, ni nada que temer.

    Namasté querida Amiga en el Ser!

    ResponderEliminar

TAT TVAM ASI (Tú eres Aquello que es lo único que ES)

OM NAMAH SHIVAYA



Âtma Vichara paso a paso

Persigue inexorablemente la búsqueda del "Quién soy yo".
Analiza tu personalidad entera.
Trata de encontrar dónde comienza el pensamiento del Yo.
Prosigue con tus meditaciones.
Continúa volviendo la atención hacia adentro. (Un día la rueda del pensamiento perderá velocidad, y una intuición surgirá misteriosamente)
Sigue esa intuición, deja que tu pensamiento se detenga, y te conducirá finalmente hacia la meta.

De las Enseñanzas de Sri Ramana Maharshi