Sólo el silencio

Aunque la realidad del ser ha sido establecida de muchas maneras,decirlo no es suficiente: el ser sólo es conocido por experiencia propia.

Sri Bhagavan Ramana Maharshi

ॐ नमः शिवाय

miércoles, 23 de marzo de 2011

UPADESA (Jñana Yoga -17-) El sendero inmediato

17.-Al indagar acerca de "que es la mente" 
nos damos cuenta que no existe 
nada real llamado mente. 
Y este sendero es directo, inmediato.


Este verso da comienzo a la última etapa de la UPADESA, la del Jñana Yoga o sendero del conocimiento verdadero, directo, inmediato.

La característica principal de esta modalidad se centra en la práctica de "vichara", la indagación, investigación o correcto discernimiento acerca de la naturaleza de las cosas.

Ante cualquier problema que se presenta, la mente no entrenada reacciona al instante tratando de hallar una solución y actuar inmediatamente, pues institivamente siente la presión de las circunstancias y lo único que desea es sortearlo, liberarse de él, dejarlo atrás... Pero sabemos bien que los problemas no surgen para que los superemos luchando contra ellos, resistiéndolos o evitándolos, sino sencillamente para que comprendamos su hondo mensaje.

Un ejemplo claro de esta tendencia a reaccionar y querer resolver el asunto antes de comprenderlo y constatar su realidad de fondo, es lo que le sucede a muchos aspirantes en sus prácticas yoguicas, ya sea de de pranayama o meditación... El mantener la regularidad y la constancia en las prácticas y los momentos de "meseta" en que no son visibles los avances logrados, pueden generar incertidumbre y constituirse en una carga más, generando más presión y mayor inquietud en la mente.

Pero el Jñani custiona cada movimiento extraño a la naturaleza de quietud en la que permanece inmutable, y desde esa perspectiva jamás pospone enfrentarse con aquello que haya surgido, para develarlo y refutarlo si es necesario, siempre en el terreno de la lógica y la claridad conceptual.

El Jñani intentará en primera instancia determinar la NATURALEZA del problema, antes de pensar el modo de solucionarlo o esquivarlo.

Él sabe que los inconvenientes o sucesos que enfrentamos pueden ser reales, irreales o ilusorios...Cuando algo no es real ni irreal es ilusorio.

La figura más común en la Vedanta para ilustrar esta enseñanza trata de una peligrosa serpiente que aparece superpuesta sobre un trozo de cuerda a una cierta distancia del observador... Si bien la serpiente existe para el observador, y es real pues genera una reacción de alerta o miedo; se comprueba tras la observación iluminada que su existencia no era más que una simple ilusión óptica.

La cuerda es real, la serpiente al no poder ser tratada como irreal (porque existe en la imaginación) es definida como una ILUSIÓN.


Jñana Yoga es la comunión con Dios 
por medio del Conocimiento. 
El objeto del jñani es realizar 
a Brahman, lo Absoluto. 
Él dice: "esto no, esto no", 
y así descarta todas las cosas irreales 
una después de otra, 
hasta que llega un punto en que todo "vichara", 
todo discernimiento entre lo real y lo irreal 
cesa,  y Brahman 
es realizado en el samadhi.
Sri Ramakrishna

Indagar sobre la naturaleza del conflicto, llegando hasta la raíz del asunto es la única forma de solucionarlo realmente, comprendiendo su mensaje, es decir, su causa en lugar de rebotar una y otra vez contra los efectos perfisféricos.

Sólo llegando la raíz del problema tenemos la visión total y sólo así podemos llegar a comprender, como en el caso de la mente individual, que su existencia es totalmente imaginaria y su aparición, aún desde lo relativo, transitoria.

Así podemos anilquilar, eliminando desde la raíz, aquello que es imposible de resistir o combatir de otra manera.

 De esta misma forma el Jñana Yoga se enfrenta al dilema de la mente individual o condicionada, investigando su composición al detalle y llegando hasta el fondo para vislumbrar la verdad sobre su naturaleza esencial.

Podríamos decir que los cinco sentidos constituyen el mundo externo y la mente arraigada en el pensamiento "yo", queda entonces como el "sentido interno", en el que confluye y toma forma el conocimiento surgido de cada experiencia.

La naturaleza de la mente es siempre funcional y transitoria, ya que como dijimos su forma se adapta al objeto con que se asocia, a través de los sentidos, y al finalizar su relación, vuelve a ser informe y volatil.

Su función principal es precisamente formar conceptos o circuítos de información que ayuden al cuerpo a desenvolverse durante sus actividades cotidianas... Catalogar e indicar cuando algo es bueno para comer o algún tipo de peligro para su integridad, salud, etc... Pero debería cesar de funcionar una vez cumplido su cometido, como el flash de una cámara fotográfica o el pulso electromangnético que se transmite a través de un cable, sin embargo, es tal el tráfico de objetos internos y externos con que la mente se identifica, que este estado condicionado llega a constituirse en un nuevo "status quo" o base existencial sobre el que la idea del  yo-personal se retroalimenta y se sostiene.



La mente es sólo un montón de pensamientos. 
Los pensamientos surgen porque existe el que piensa. 
Quien piensa es el ego. 
Si al ego se lo busca, desaparecerá automáticamente. 
El ego y la mente son lo mismo. 
El ego es el pensamiento-raíz del que surgen 
todos los demás pensamientos.


Bucee en su interior. 
Ahora usted es consciente de que la mente surge desde su interior. 
De modo que húndase en su interior y busque.

Basándose en la tríada del conocimiento, el Maharshi no recuerda que el sujeto es un subproducto que surge junto con el objeto en el instante en que la percepción toma forma en el intelecto.

Este sujeto o conciencia superpuesta "yo sé" o "yo conozco", es el ego con el cual la mente opera durante los estados dualistas de vigilia y sueño profundo, sin embargo, si indagamos con detenimiento podemos darnos cuenta que su fuente es siempre la misma, es eterna e inalterada por lo que en Ella surge, pase lo que pase con esas formas transitorias.

Todos los conceptos surgen y se hunden en el Yo verdadero. El falso ego también surge del único Ser, y de este segundo centro de cognitividad nace la idea del mundo en relación con el individuo, separado y autónomo.

Esta personalidad temporal y sus relaciones, que solíamos llamar "yo y mío" no es más que una proyección de la mente, y ésta a su vez un pálido reflejo del corazón altísimo, del Yo radiante!

Nuestra realidad de fondo, nuestra naturaleza esencial está más allá de la mente, del ego creado en buddhi o si no, no podríamos ni siquiera conocerlo o referirnos a él como un aditamento, como un agregado circunstancial.


La búsqueda continua de lo que la mente es en realidad, da como resultado su desaparición, y éste es el único camino que nos librará de ella directamente.

La mente es sólo un aspecto de la Consciencia, de lo absoluto, y si parece una entidad independiente es porque refleja la luz (el poder de conocer e intelegir) de la consiencia misma, que es su fuente eterna e inmutable.


Todas las escrituras tienen como objeto 
investigar si hay dos consiencias. 


La experiencia de todo el mundo demuestra
 la existencia de una consciencia solamente. 


¿Aquella podrá dividirse en dos? 
¿Se percibe alguna división en el Yo? 
Cuando despertamos nos encontramos los mismos 
que en el estado de vigilia y de sueño profundo. 


Eso es lo que uno experimenta. 
La diferencia radica en la búsqueda, 
en la perspectiva. 


Esta diferencia surge porque usted imagina que usted, 
el que ve, está separado de la experiencia. 


La experiencia demuestra que su ser 
es el mismo todo el tiempo.

La experiencia de la mente se debe a que es incapaz de conocer su propio trasfondo o sustrato, pero toda ilusión surge necesariamente de una base cierta, de algo que forzosamente tiene que ser REAL y concreto, y aunque esa Existencia pura no pueda aprehenderse mentalmente, puede conocerse directamente investigando la naturaleza de esa misma experiencia y de todas las que vayan surgiendo.

El Yo es no-dual y la prueba de esto es que no podemos ver al Yo y al mundo al mismo tiempo.

Sólo podemos ser conscientes de una cosa a la vez, y así podemos confiar en que si permanecemos en el mayor silencio y equibrio, en estricta vigilancia serena, podemos encarar cada objeto apenas surge en la conciencia despejada, e interrogarlo antes de llegue a tomar forma como pensamiento o concepto.

Este es el verdadero espíritu de Vichara marga, y es también por esto, porque para que dé resultado necesitamos contar antes con una mente despejada y libre de presiones, que aparece en el tramo final de la Upadesa.

En el estado de vigilia lo más común es que la mente ingrese por períodos en un sin fin de cadenas y asociaciones de ideas, que parecen crear duda sobre duda, ignorancia sobre conocimiento, oscuridad sobre tinieblas, confundiéndolo todo contínuamente.

La única manera de cortar estas cadenas incesantes en las que el ego se refugia y esconde para perpetuarse, es preguntar: ¿a quién le surgen estas dudas? ¿dónde se encuentra el individuo o yo, responsable de estos cuestionamientos? ¿de dónde surge esta entidad? ... Al hacerlo, el falso-yo-superpuesto se esfuma!

El maestro, el aspirtante, la liberación misma y el supuesto liberado, son sólo ideas, concepciones mentales fabricadas con antelación, y proyectadas repetitivamente desde la perspectiva del individuo que asume la carencia como su base vivencial.

Jñana es el sendero directo (INMEDIATO) para librarnos de cualquier conocimiento adquirido o artificial, esto es, cualquiera que no sea la Consciencia última y definitiva que no deja espacio para ningún aditamento, ni da lugar a una interpretación.

A través de esta ÚLTIMA INSTANCIA volvemos a cero, a ser, a desaparecer en esa Existencia indiferenciada, Consciencia pura y Felicidad no motivada, que los sabios denominan SAT-CHIT-ANANDA!

Una vez que nos vemos a nosotros mismos, en la Luz del Conocimiento directo, vemos todo el mundo como el Yo... Y una vez conocido, el Yo nunca puede perderse!

No hay dos Yoes para que uno pueda realizar al otro.

En la pura identidad de la consciencia indescifrable, concluye el sendero del autoconcimiento... La realización directa del ser esencial sólo aparece cuando todo lo demás, absolutamente todo... desaparece!

La esencia de la mente es solamente 
"percepción consciente" o consciencia. 
Sin embargo, cuando el ego la domina, 
funciona como la facultad racional, pensante o perceptiva. 

La mente cósmica, al no ser limitada por el ego, 
no tiene nada separado de sí misma y por tanto, 
es solamente CONSCIENTE. 

Eso es lo que la Biblia significa con: 
"Yo soy el que yo SOY".

La mente regida por el ego tiene minada su fuerza 
y es demasiado débil para resistir los pensamientos que la torturan. 
La mente que carece de ego es felíz en el sueño 
y en el sueño sin sueños, por tanto, claramente la dicha 
y la aflicción sólo son modalidades de la mente, 
pero la modalidad débil no se intercambia con facilidad con la modalidad fuerte.

La mente cósmica, al manifestarse en algún ser extraordinario, 
puede efectivizar la unión en los demás de la mente individual (débil) 
con la mente universal (fuerte) de lo muy recóndito... 

A ese ser extraordiniario se lo llama GURU o Dios manifestado.



OM NAMAH SHIVAYA

OM NAMO BHAGAVATE SRI RAMANAYA

HARI OM TAT SAT

OM SHANTI, SHANTI, SHANTIHI


10 comentarios:

  1. Gracias amigo!!.

    Hoy me llena de luz esta frase:

    "La mente es sólo un aspecto de la Consciencia, de lo absoluto, y si parece una entidad independiente es porque refleja la luz (el poder de conocer e intelegir) de la consciencia misma, que es su fuente eterna e inmutable".

    Un abrazo cósmico!.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a tí, querido Gorka!

    Es la luz que se origina en cada uno, la que se refleja como proveniente de un objeto... De hecho, pensé que te iba a llegar más la última cita del Sadgurú, donde se habla de la "mente cósmica", ya que acostumbras a saludar invocándola, pero ya ves, llega donde tiene que llegar y no donde pretende el ignorante que lo compone.

    Sigamos esa Luz hasta el fin de la Upadesa o de nosotros mismos, lo que finalice primero, y luego ya no tendrémos nada más que con-seguir!

    Un abrazo cósmico Amigo en el Ser!

    ResponderEliminar
  3. Llegamos al núcleo de la Upadhesa, amigo Ganapati, que Sri Ramana resume a la perfección con la pregunta: ¿Existen realmente dos consciencias?
    En función de nuestra propia experiencia deberían ser nuestros pensamientos, sentimientos y acciones.
    Gracias!! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Así querido Amigo!

    Llegamos a los versos cruciales, donde el Maharshi se explaya sobre Vichara y aclara todo lo que es necesario saber para encarar los últimos pasos hasta el precipicio...

    Es cierto que la experiencia de cada uno será la que marque "hasta donde" llegamos a acompañar esta Upadesa, y es por eso precisamente que debemos ir despacio, tratando de practicar, meditar, indagar, etc., siguiendo las recomendaciones de nuestro experto guía hasta que se produzca el "crack" en la vidriera de la mente, de manera que se devele en un instante lo que hemos venido preparando durante tanto tiempo.

    Después de experimentarlo todo cambiará, lo nuevo y lo viejo será vivido y revivido desde una perspectiva totalmente distinta, mucho más amplia y serena, mucho más plena, más intensa y a la vez, más distendida.

    Eso quedará entre el Gurú y cada uno, no hace falta detallarlo aquí, pero es cierto que si no llegamos a experimentar ese "instante", la simple lectura sólo será más teoría sobre la ya leída y olvidada, sólo más polvo sobre el polvo.

    Gracias Amigo en el Ser por estar siempre y aportar tu experiencia y claridad en el sendero!

    Namasté Amigo a los Pies del Sadgurú!

    ResponderEliminar
  5. Querido hermano Ganapati:

    Al leer esta Upadesa, con mucha atención y en silencio, mientras leo se producen en mi mente una serie de pensamiento e imágenes y son las siguentes:

    -Aplausos de felicidad a quién expresa la Verdad y logra que sea comprendido en su mensaje.

    -Ojos brillantes y sonrientes que expresan Amor por lo que sus oídos escuchan y lo llenan de INMENSIDAD e indescriptible hinchazón de Amor al comprender qué el yo egoico y lo que sucede a su rededor son uno mismo y lo Uno, no hay dos "yoes"

    -Un gesto de manos juntas e leve inclinación de respeto y agradecimiento a quien ha dicho lo dicho.

    Con esto, querido hermano...solo me queda el agradecimiento eterno por que lo que transmites llega a lo más profundo de mi corazón.

    Namasté!!!

    ResponderEliminar
  6. Hermano en el Ser!

    Te agradezco infinitamente este comentario!

    Ya sólo el respeto con que lo tomas me alegra el corazón, y estas reacciones que relatas son la mejor recompensa que puede tener alguien, que como sabes, simplemente oficia de intermediario, de mensajero de Aquél que verdaderamente provoca esa emoción!

    Sin duda nuestra conexión es muy fuerte y entiendo que estás viviendo todo esto que trato de transmitir, de allí que comprendas aún la "entrelínea", aquello que falta y que no puede expresarse con palabras!

    Mis manos también se juntan reverentes ante un alma como la tuya, totalmente entregada a la realización del SER!

    Namasté hermano querido y gracias por llenar este corazón de alegría y paz, que sólo puede provenir del verdadero amor, del YO REAL!

    ResponderEliminar
  7. Mi querido Ganapati:

    Dices: "Es la luz que se origina en cada uno, la que se refleja como proveniente de un objeto",
    o dicho de otro modo, "Lo que es visible cae dentro de lo iluminado, o de otro modo no puede ser visto. Así los objetos iluminados han de estar dentro de la visión de lo que lo ilumina"...

    Recuerdo la indicación que en su día me dieron en el Ashram:
    "Mientras tenga un cuerpo, vea el mundo, pero no olvide incluirse a usted misma entre los objetos vistos".

    Corriendo el tiempo ha demostrado ser un buen sistema de desidentificación y poco a poco ha ido desvelando la verdad, no comprendida en su día, de la simplicidad con que el Sat-Gurú describía en ocasiones la naturaleza de la mente: Vuelta hacia afuera es el mundo, vuelta hacia dentro es el Ser, porque en definitiva sólo hay una única cosa.

    Mi querido amigo, me emocionas. Que suerte la nuestra de contar con un faro en mitad de la niebla como tu.

    Un inmenso abrazo en el Ser, amado Ganapati.

    ResponderEliminar
  8. Gracias mi querida hermana en el Ser, por enriquecer esta Upadesa con tu experiencia y tu palabra clarificadora!

    En esta etapa necesitamos todos sus aportes en este sentido para que la Luz de Bhagavan no quede opacada en apreciaciones personales y se amplíe cada vez más, hasta llegar a todos los que nunca han podido recibirlo!

    A mi me emociona tu emoción y como le dije a Jc, el llegar a sus corazones, es para mi una muestra de la Gracia del Gurú que se derrama siempre sobre nosotros!

    Namasté querida hermana y maestra en el Ser!

    ResponderEliminar
  9. Amado Ganapati, simplemente darte las Gracias Infinitas y decir que Te Amo.
    Abrazo Eterno.

    ResponderEliminar
  10. Gracias a ti amada Sat!

    Tus aportes a esta Upadesa se repiten en cada entrada que generas, en esos hermosos y profundos llamados de atención amorosos para nunca dejemos de existir en la conciencia infinita que es nuestra naturaleza real!

    Te amo sin remedio!

    Gracias Madre santa, a tus pies amados, totalmente entregado a la eternidad que subyace por siempre aquí-ahora!

    ResponderEliminar

TAT TVAM ASI (Tú eres Aquello que es lo único que ES)

OM NAMAH SHIVAYA



Âtma Vichara paso a paso

Persigue inexorablemente la búsqueda del "Quién soy yo".
Analiza tu personalidad entera.
Trata de encontrar dónde comienza el pensamiento del Yo.
Prosigue con tus meditaciones.
Continúa volviendo la atención hacia adentro. (Un día la rueda del pensamiento perderá velocidad, y una intuición surgirá misteriosamente)
Sigue esa intuición, deja que tu pensamiento se detenga, y te conducirá finalmente hacia la meta.

De las Enseñanzas de Sri Ramana Maharshi