Sólo el silencio

Aunque la realidad del ser ha sido establecida de muchas maneras,decirlo no es suficiente: el ser sólo es conocido por experiencia propia.

Sri Bhagavan Ramana Maharshi

ॐ नमः शिवाय

viernes, 19 de noviembre de 2010

UPADESA (Karma Yoga -1-) El Señor es lo supremo


1.- Conforme a las leyes del Señor, se obtienen los frutos de la acción. 
Entonces ¿cómo es la acción lo supremo? 
No lo es, pues la acción es inerte.

La Sagrada Vedanta nos enseña que así como una lámpara no puede alumbrar sin aceite, de la misma manera un hombre no puede existir sin Dios... Y aunque muchas se veces se afirma que sólo existe "dios" como concepto, siempre se utiliza esta palabra universal con la consiguiente aclaración... Dios no existe, Dios ES.

El Señor, Siva, el dios personal, la chispa divina en cada individuo, es aludido por muchos tratados y escritos referencialmente, para indicar el Yo verdadero, el Ser omnipresente ... la Consciencia pura, única base existencial de toda creación.

De allí que el Maharshi comience recordándonos que sólo "conforme a" Sus leyes o por Su mandato, el universo entero se manifiesta, y no por otros factores o influencias de agentes exógenos. 

Hay varias formas de dilucidar lógicamente la realidad  del "Señor" como Creador y base existencial de todo lo que existe... La primera y más sencilla es la observación de que al aparecer nosotros en este mundo, al encarnar o surgir como conciencia individual todo este universo fenoménico ya estaba creado, en toda su extensión congnocible.

Se sucede la deducción lógica de que todo "creador" debe conocer perfectamente, no sólo el modelo final de su creación, la cosa o el objeto a que apunta, sino además las leyes o medios con que cuenta para desarrollar su plan creativo y el poder necesario para concretarlo.

Resultaría absurdo negar la existencia de un Poder único, de un Señor supremo, cuya omnipotencia y omnisciencia es tan irrefutable como todo lo que realiza, sostiene y destruye en su continua actividad creativa, o para ser más precisos, en Su manifestación infinita y espontánea.

Puedes ver muchas estrellas en el cielo durante la noche, 
pero no cuando sale el sol. 
¿Puedes, por eso, decir que no hay estrellas en firmamento durante el día? 
¡Oh hombre! porque no ves a Dios en los días de tu ignorancia, 
no digas que Dios no existe.
Sri Ramakrishna

El Maharshi siempre enseñaba esto mediante la analogía del tren y el pasajero. Pues una vez que llegamos a la madurez necesaria para admitir la autosuficiencia del Poder Supremo, debemos entregarle nuestra vida individual inmediatamente, como un hombre que al subir a un tren deposita su equipaje en él, en lugar de seguir cargándolo y esforzándose innecesariamente.

Basta citar como ejemplo al escritor que da forma a estas palabras que lees en este instante; pues si bien puede llegar a considerarse erróneamente como el hacedor, el factor fundamental para la difusión de esta enseñanza, es obvio que el resultado depende a su vez de muchísimos otros factores, para que se realice efectivamente ... para que su deseado propósito, por noble que sea, llegue a modo de "semilla" a buen término, a suelo fértil y concluya el ciclo dando los frutos esperados.

Si realmente pudieramos controlar algo de lo que sucede en, fuera y más allá de nosotros, nunca tendríamos resultados no deseados, puesto que todos nuestros propósitos se concretarían automáticamente.

Por suerte esto no funciona así, y por eso misericordiosamente, el Señor nos demuestra continuamente nuestras limitaciones en ese sentido, otorgando los frutos de nuestras acciones o tareas, siempre de acuerdo a Sus leyes y respetando el orden universal con que fueron creadas.

Como individuos somos responsables de nuestras acciones, pero no de administrar sus resultados... "Tienes derecho a la acción, mas no a sus frutos", aclara Sri Krishna en el Bhagavad Gita.

Esto fue lo que escribió al respecto, el joven Ramana Muni, al recibir la visita de su madre, con el fin de convencerlo de que retorne a su hogar y a sus obligaciones como hijo:


De acuerdo con el prarabdha de cada uno, 
Aquel cuya función es mandar, hace actuar a todos. 

Lo que no tiene que ocurrir, nunca ocurrirá, 
por mucho empeño que se ponga, 
y lo que tenga que ocurrir, no dejará de hacerlo, 
por mucho que se haga para evitarlo. 
Esto es seguro. 

La verdadera sabiduría, por lo tanto, 
es permanecer tranquilo.
Ramana Maharshi

Bhagavan enseñaba que el fin del sendero del conocimiento o Vedanta, es realizar que el “Yo” no es diferente del Señor (Iswara), y liberarse del sentimiento de ser el ejecutor de las acciones,  por lo cual cierra esta estrofa imprimiéndole una fuerza inusitada a esa idea central, al resaltar que "la acción" en sí es completamente INERTE, debido a que carece de independencia, libertad y autoconsciencia.

Retomando el ejemplo del escritor: el "acto" de escribir no es consciente de su finalidad, ni del lector, ni del alcance de su publicación, ni del medio propicio, la conciencia, para que ésta sea valorada y comprendida.

La acción necesita de un ser sensible, de un grado de intelegencia que la justifique, y un modo de conciencia que la convalide... Entonces, ¿cómo podría la acción por sí sola, (ser lo supremo para) garantizar los frutos y ser el medio infalible de resolución, abstrayéndose de todo lo demás? Eso sólo le compete al Yo supremo, que independiente de las acciones permanece más allá de toda dualidad.


Conoce al Uno y conocerás el todo. 
Colocando ceros después del uno, se obtienen valores de cientos y miles, 
pero si se borra el uno, los ceros pierden todo valor. 

La multiplicidad tiene valor a causa de lo Uno. 
Primero lo Uno, después lo múltiple. 

Primero Dios, 
despues los "jivas" y "jagat" 
(las criaturas y el mundo).
Sri Ramakrishna

¡La acción no es lo supremo! Las acciones por definición, como inertes o dependientes, no pueden producir resultados duraderos y menos aún permanentes, como los que persigue el sincero aspirante espiritual, el verdadero devoto del SagGurú, discípulo de la sagrada Enseñanza.
...

¿Podrán las acciones de un ser individual (prácticas, sadhanas, kriyas y demás, que se prescriben en las escrituras sagradas y diversos libros de yoga), conducirnos hasta "la otra orilla"... o nos dejarán solos, librados a nuestras propias fuerzas, en medio de un océano de infinitas proporciones, donde una marea de continua inquietud complicará el trayecto hacia la Paz que nuestro corazón anhela?

Continuaremos con Upadesa Sara (Karma Yoga)


OM NAMAH SHIVAYA
OM NAMO BHAGAVATE SRI RAMANAYA
HARI OM TAT SAT

14 comentarios:

  1. Actuar sin apetecer los frutos de la acción... hueso bien duro de roer.

    Solo es posible teniendo plena conciencia de no ser el hacedor, pero para eso hay que estar plenamente asentado en el Ser que sujeta y ordena todo.

    Sublime como siempre, querido Ganapati.
    Esta serie de entradas, las que sean, prometen hacer que nos internemos en lo más profundo.

    viene a mi memoria una frase de Tony de mello: "vale más un segundo de aceptación, que mis años de perdón".
    Al final, solo hay un hacedor y como nos recuerda nuestro querido Maestro Ramana:

    Lo que no tiene que ocurrir, nunca ocurrirá,
    por mucho empeño que se ponga,
    y lo que tenga que ocurrir, no dejará de hacerlo,
    por mucho que se haga para evitarlo.
    Esto es seguro.

    Esta sentencia es un mazazo a cualquier Ego.

    Un abrazo en el Ser.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Ganapati:

    Lo que me ocurre al leer esta entrada, es el recuerdo de mis comienzos en el camino de búsqueda de respuestas.
    Una de las primeras lecciones que se expresaban era esta sentencia...la de las acciones y sus frutos, con la que me sentía frustrado por "no entender" a qué se refería.

    Me quedo con este párrafo:

    ..."liberarse del sentimiento de ser el ejecutor de las acciones."...

    Hoy y en este momento siento que es la esencia de esta primera entrada.

    Buenos augurios serán estas lecturas com-partidas entre todos.

    Gracias por enseñarme sobre Shiva.
    Tendrías que realizar una entrada intensa y extensa para adentrarnos en él como nuestro Deva personal.
    Es una moción ya que yo personalmente no he indagado mucho al respecto.

    OM NAMO NARAYANAYA!!

    OM NAMO SHIVAYA!!!

    ResponderEliminar
  3. Perfecto Aviló, gracias por tus aportes tan inspirados!

    Lo que les pido es que tratemos de no adelantarnos, porque la consigna (no mía, sino de Ramana mismo) es que sigamos estas meditaciones una a una, tal como Siva se las brindó a los sadhus aspirtantes al conocimiento supremo... Sin pasar a la siguiente hasta la vibración reinante no lo requería.

    Siva siempre enseña de esa forma, dando la instrucción justa y hasta podríamos decir con un razgo de mezquindad, que no lo es por supuesto, pero intenta asegurarse, cultor como es del Silencio, de que ni una palabra sea expresada en balde, sin receptores aptos.

    Es lo difícil de este trabajo, para todos nosotros. Porque todo el escrito de golpe sólo deja resagos, como hemos visto de algunos puntos llamativos... pero la promesa del Sadgurú es que contemplado y asimilado paso a paso, revelará la mayor luz posible, de acuerdo a cada uno, como sucedió en la versión orginal del poema.

    Esto ya ha sucedido a mucha gente, no seremos los primeros, pero si que es reconfortante hacerlo en su compañía- MIL GRACIAS!

    Namasté Amiga Aviló!

    ResponderEliminar
  4. Gracias JC!

    Claro que éste es sólo el comienzo, y cómo cuesta frenar la ansiedad y ese hábito de concluirlo todo, con la trampa egoica repitiendo "pero si esto ya lo sé", "esto es así y ya" ... pero una escalera se sube peldaño a peldaño y si se saltean escalones, el final no será el mismo, o no seremos los mismos al llegar allí.

    Por ahora Ramana nos dice que "la acción" no es lo supremo, que no tiene sentido confiarse en que ninguna actitud, ni esfuerzo, nos llevará a la meta... porque no sirve... o no alcanza? Eso lo veremos.

    La acción es el tema, pero todavía hay dos entradas más para meditar sobre esto. No es un tema menor y si lo resolvemos nos libraremos de muchísimas tensiones y dudas en la vida diaria, eso se los aseguro.

    Tenemos que tratar de tomar estas enseñanzas como PRASAD, y al aceptarlas debemos recibirlas con ese espíritu... tal vez parezca repetitivo, pero esta vez tiene la fuerza de RAMANA-SIVA y eso no es poco.

    PRASAD es el alimento que ofrecemos al Señor en el altar consagratorio, y luego él nos devuelve para compartir...pero cuidado, que el origen de ese alimento también es Él, así que el resto es sólo su Gracia. (creo que tienes razón en que todo lo referente a la devoción por Sadha-Siva, merece una entrada aparte, así lo haremos, juntos).

    GRACIAS por tu aporte y ya verás que el próximo verso nos abrirá a una mayor profundidad, y así sucesivamente... así de GRANDE es el Sadgurú!

    Me postro en Silencio a Sus Pies, cada vez que lo pienso!

    NAMASTÉ AMIGO! HARI OM NAMAH SHIVAYA!

    ResponderEliminar
  5. También intuyo que nos somos los ejecutores de la acción... que el camino para cada cuerpo-mente no lo elegimos nosotros... Confiemos y relajemonos que no "depende" de nuestro esfuerzo ver lo que SOMOS.

    Muchas gracias Ganapati, JC y Aviló por permitir a lo eterno escribir a través de vosotros!

    ResponderEliminar
  6. Gracias Gorka por acompañarnos siempre!

    Todo esfuerzo depende de muchos factores, pero como dices, el ejecutor no es el único responsable... pero sí es partícipe y en cierta forma, tiene que hacerse cargo de su parte de culpa, de su identificarse con "eso" que somos y no somos.

    No puede ser tan triste como decir: yo no soy dueño de mi destino, siento mucho el daño causado... o cosas por el estilo.

    La predestinación y el libre albedrío, van juntas, no es una, ni lo otro... No tengo poder o decisión sobre el "qué", pero soy el único responsable del "cómo"...

    Tienes derecho a la acción... dice Sri Krishna, o sea, que no se puede dejar de actuar así, porque sí... y recuerda que el "no hacer" (apartarse y observar) es toda un acción en sí misma.

    Gracias Gorka, nuevamente has descubierto una "grieta" en mi presentación y con ello has abierto un línea que faltaba... o falta meditar todavía en conjunto!

    Namasté Amigo!

    ResponderEliminar
  7. Puede ser que las acciones sucedan a través de nosotros, en los momentos además mas adecuados y maduros para que esa acción tenga lugar. Pues, este enunciado, de nuevo me lleva a preguntarme quien actúa, y desde luego no es mini-yo, pero a lo mejor me estoy adelantando, tal como dices. Me quedo con "La verdadera sabiduría, por lo tanto, es permanecer tranquilo." lo que tiene que suceder sucederá.
    Un saludo afectuoso.
    Namaste

    ResponderEliminar
  8. Gracias Victoria, está bien que aportes y que agregues tu sabiduría y experiencia para ir aclarando estos puntos... es parte de "manana", reflexión, sin buscar en la base de datos de la memoria, sino tratando de ver el mismo hecho, desde los distintos ángulos que podamos llegar a asumir, por nuestra preparación y disposición natural.

    Aquí hay un punto crucial, un tema de fondo por el cual RAMANA emite esta expresión tajante y cortante de toda posibilidad de duda... a eso me refería con "no adelantarse", pues de poco serviría concluir en "soy el hacedor o no lo soy" si no entendemos antes a qué le estamos poniendo fin, o límite.

    Este verso de Ramana podría resumirse diciendo: Si la acción no es capáz de liberarte, porqué sigues actuando (haciendo austeridades y meditaciones) y esperando gozar de un resultado duradero?

    Porqué causa has caído en esa creencia errónea o falsa noción?

    Una vez que vayamos avanzando se irán aclarando estas cuestiones, que no son acertijos ni adivinanzas, sino bombas o mazazos como dice Aviló, que apuntan a desenmascarar creencias de años, tan enraizadas, que hasta se esconden de nuestra indagación, de nuestro propio interrogatorio o reflexión.

    Gracias Victoria por apoyar siempre y tus valiosos aportes!

    ResponderEliminar
  9. Este primer verso es demoledor para la mente moderna que asocia vida a movimiento-acción-agitación cuando, desde el punto de vista tradicional, la vida proviene del "centro inmóvil" a falta del cual "la rueda de las cosas" no podría girar.
    Gracias, Ganapati, es claro que el Upadesa va a suscitar interesantes reflexiones.
    Un abrazo compañero!

    ResponderEliminar
  10. Muy cierto José Manuel!

    Lúcida reflexión tal como ya nos tienes acostumbrados...En la próxima entrada veremos como esa "vida" en continua agitación hace que perdamos el rumbo...temporalmente.

    Todos hemos dado sinónimos sobre aquello a lo que el Sadgurú hace referencia para comenzar su exposición...y es la base fundamental de las cuatro nobles verdades del Budismo, principal generadora de sufrimiento...

    A ese terrible flagelo, Ramana pone fin magistralmente con toda la fuerza de su vida ejemplar y con la sabiduría de quien deshace conceptos, sin siquiera nombrarlos, para no darles entidad.

    Un abrazo agradecido, compañero en la Upadesa del Sagurú!

    ResponderEliminar
  11. Amado, Ganapati, este primer verso, así lo vivo yo (que no soy gran conocedora de las escrituras advaitas):
    Las Leyes del Señor, no son "nuestras" leyes, no son las leyes de causa y efecto.., no hay causalidad..
    No es la acción que creemos nuestra, que creemos realizar, la que dá frutos, esa acción es inerte..
    Es siempre el Señor Mismo mostrándose.., hagas lo que hagas..
    !Que Tranquilidad.., que Gran Confianza!
    Abrazo, Amado!

    ResponderEliminar
  12. Madre Amada!
    Gracias por acompañarnos en esta tarea de hormiga que hemos emprendido!

    Es muy cierto y sabio lo que dices, y te agradezco tu aporte como a todos!

    Aquí el Maharshi está tratando con un grupo que está totalmente convencido de que mediante austeridades y otras prácticas, es decir científicamente, la mente llega a la realización como algo matemático y lógico sin otra intervención necesaria.

    Muchos maestros de Yoga de todo el mundo lo presentan de esta forma.

    Y el Maharshi, en un gesto de total desprendimiento y compasión, se pone en lugar del MahaYogui SIVA, para indicarnos que no es "la acción" sino sus frutos los que tienen un real efecto en nuestra vidas... Los frutos como bien dices, los administra el Señor, pero sólo los otorga a aquellos que realizan su labor sin APEGO.

    Pues toda acción realizada con APEGO, tanto a la acción en sí (por ennoblecedora) como sus frutos (esperando recompensa) es contraproducente para el hombre que aspira a la liberación de este estado condicionado.

    Por eso comienza esta obra tan enérgicamente, cortando el NUDO del ego o ahamkara que nos ata a nuestro estado anterior, a nuestras tontas creencias y falsas espectativas, autosostenidas...

    No es sino mediante la intervención de Su Gracia que podemos llegar a darnos cuenta que hasta que no nos libremos del APEGO al hacedor y sus acciones u objetos habituales, no podremos avanzar en el sendero del autoconocimiento.


    En este caso, es mejor que no tengas ningún conocimiento de las escrituras ni nada anterior, porque aquí el Maharshi nos toma como verdaderos devotos de SIVA, para brindarnos lo esencial de la instrucción de principio a fin...

    Creo que por eso, eligió para todos nosotros (los que la aceptemos), esta obra inigualable de Bhagavan!

    Gracias Madre por tu aporte, por tu bondad, por tu entrega incondicional al Señor Supremo!

    Namasté Madre AMADA!

    ResponderEliminar
  13. Gracias Ganapati, por tus enseñanzas tan esclarecedoras.
    La práctica que fué más radical en mi vida fué la de observar constantemente de donde provenía cualquier acción antes de realizarla. Así obserbava si venía del miedo, del deseo, de la necesidad.. y veía al "personaje" que intentaba llevarla a cabo , con apego claro... Entonces al mirar la posible acción, se convertía en no-acción o se transformaba. De esta forma las "entidades psicológicas" se iban desenmarañando, iban desapareciendo.. y las acciones empezaron a ser libres y espontáneas. Todavía hoy sigo haciendo esta práctica y no ha sido fácil.. pero libera.
    Gracias Amado, por enseñarnos tanto.
    Aunque sé que estamos en abrazo perpetuo. Te abrazaría con cuerpo y todo!
    Namasté!

    ResponderEliminar
  14. Exactamente Madre Amada!

    La práctica sólo se justifica como método de autoconocimiento. Si se convierte en APEGO se constituirá más adelante en otro obstáculo a superar y trascender.

    De las vanidades, la más compleja de trascender y superar, es aquella que se basa en una supuesta "autoridad espiritual", que es lo mismo que orgullo, sólo que más sutil y más difícil de observar y desmantelar.

    Por suerte es uno de los últimos obstáculos, pero puede llegar a durar años u ocasionar un retroceso para al aspirante descuidado.

    Por eso siempre debemos permanecer en la actitud del "discípulo" y profundizar cada día la entrega, que es nuestra única salvaguarda ... y continuar con la adoración a la divinidad en cualquiera de sus formas, para que la Gracia nos siga favoreciendo, con la fe inamovible de que sin Ella, ningún progreso o iluminación hubiera llegado nunca.

    GRACIAS MADRE SANTA ...Por supuesto que siempre estamos unidos en algo más profundo que estos cuerpos, pero ese abrazo, aunque parezca superficial, no lo es, pues lo he sentido en mi corazón, estremeciéndolo!

    Nunca debemos insensibilizarnos por hacernos más verdaderos o más "advaitines", porque entonces sí que nos estaremos alejando de la verdad, que es unidad, que es PURNAN!

    Namasté Madre Amada, siempre tuyo en el Ser infinito, en la Gracia de Dios!

    ResponderEliminar

TAT TVAM ASI (Tú eres Aquello que es lo único que ES)

OM NAMAH SHIVAYA



Âtma Vichara paso a paso

Persigue inexorablemente la búsqueda del "Quién soy yo".
Analiza tu personalidad entera.
Trata de encontrar dónde comienza el pensamiento del Yo.
Prosigue con tus meditaciones.
Continúa volviendo la atención hacia adentro. (Un día la rueda del pensamiento perderá velocidad, y una intuición surgirá misteriosamente)
Sigue esa intuición, deja que tu pensamiento se detenga, y te conducirá finalmente hacia la meta.

De las Enseñanzas de Sri Ramana Maharshi