Sólo el silencio

Aunque la realidad del ser ha sido establecida de muchas maneras,decirlo no es suficiente: el ser sólo es conocido por experiencia propia.

Sri Bhagavan Ramana Maharshi

ॐ नमः शिवाय

lunes, 25 de octubre de 2010

Todo es Brahman II - Brahma Satyam (La verdad es Brahman)

•    Brahma Satyam = Brahman (el ser absoluto no condicionado) es la realidad

Al concluir "La joya suprema del Discernimiento", el maravilloso escrito perteneciente a los upanishad, que relata la última instrucción libertadora (darshan) del Gurú a su sincero aspirante. El gran Acharya suscribe casi como broche de oro:


La esclavitud y la liberación son atributos de buddhi (el intelecto), 
que los ignorantes sobre-imponen a la Realidad, 
como cuando la visión está obstaculizada por las nubes 
se dice que el sol está tapado. 
Este Brahman inmutable es Conocimiento Absoluto, 
el Uno sin segundo, e inconexo. 

Las ideas de que existe la esclavitud o no, son con relación a la Realidad, 
meros atributos intelectuales 
y jamás pertenecen a la Realidad Eterna, Brahman. 

De manera que la esclavitud y la liberación son creaciones de Maya 
y no existen en el Atman (el Ser puro). 
¿Cómo puede existir idea alguna de limitación 
respecto de la suprema Verdad, 
que es como el infinito espacio, que no tiene partes, 
ni actividad, que es calma soberana, 
inmaculada, el Uno, sin segundo? 

Viveka Churhamoni - 571/574 

Aunque es muy cierto que resulta incognocible, impensable e incomprensible, Brahman no es algo lejano a nuestra real naturaleza, no es nada ajeno a nosotros. Al contrario, los maestros insisten en que es lo más íntimo, lo más cercano, que siempre está aquí y ahora, y recalcan que todo lo que vemos sólo existe en Brahman.

A partir del individuo surgen los conceptos de Dios y el mundo. A partir de mí lo conocido es el mundo, mi mundo, lo concreto, lo que me sustenta como individuo. Y es también a partir de mí que lo desconocido es Dios, mi Dios, lo abstracto, lo que no alcanzo a ver y sin embargo intuyo, seguro de que allí está ... lo inconmensurable, lo que me sostiene como testigo, como conciencia.

De "mi" mente hacia arriba: lo absoluto, el cielo, Dios; de "mi" mente hacia abajo: lo relativo, la tierra, el mundo; y en el medio yo, siempre yo, como centro o punto de partida de todas estas proyecciones y conclusiones carentes de una base fáctica.

Ahora bien, si el “yo” no aparece (ni "yo", ni "mío") el mundo y Dios son uno solo, todo lo desconocido se transforma en mi propio ser, en el que experimento, en el que vivo y a la vez, lo conocido desaparece y se funde en "lo Uno" indefinido, sin nombres, sin formas, sin superposiciones.


Si uno es capaz de efectuar la supresión completa 
de todas las modificaciones de una vez por todas, 
entonces uno deviene bendecido con la concentración, 
que es muy querida por todos los sabios. 

Sin embargo, si eso no es posible, 
uno debe proseguir con fe el esfuerzo 
para realizar su propia Brahmaneidad, 
controlando las modificaciones aunque sea solo un momento.

Habiendo comprendido la implicación real 
de la enseñanza ‘Yo soy el Brahman’, 
una persona imbuida de fe, debe meditar sostenidamente 
sobre su identidad con el Brahman al máximo de su capacidad, 
por medio de todas las facultades del intelecto 
embebida de esta Idea.

Meditar sobre Eso, hablar sobre Eso, 
iluminarse mutuamente sobre Eso y absorberse uno mismo en Eso
—todos estos juntos han sido conocidos y enseñados 
por los sabios como constituyendo la práctica del Brahman.

La consumación de esta práctica es la firme convicción 
de la identidad de uno con el Brahman, 
lo mismo que la convicción que hay normalmente 
en el sentido de identidad del sí mismo con el cuerpo. 

Ciertamente, el que ha realizado esto, está en verdad liberado, 
sin ninguna duda; su cuerpo puede morir entonces, 
en cualquier momento, en cualquier lugar.

Sri Shankaracharya

Lo que nos resulta tan arduo desde lo intelectual es que al hablar de Brahman, al nombrarlo, sentimos que nos alejamos de Él. Al intentar objetivarlo sabemos que lo estamos definiendo, delineando, limitando, y ante la dificultad de llegar a expresar su real naturaleza, nos perdemos y confundimos, abandonando la introspección.

¿Qué es más real, Dios o el mundo? ¿O ambos son irreales, y lo único real es el individuo que los realiza? Toda discusión es absurda y termina confundiéndonos aún más.

Renuncia a la multiplicidad, a las diferentes nociones, a lo relativo, dice el Vedanta. Siempre que hay conceptos, habrá un pensador, siempre que exista la dualidad del pensador y lo pensado la verdad se encontrará velada.

Los conceptos de Dios, el mundo y el individuo, emergen y se hunden en el mismo instante. Esta tríada forma un solo conjunto que aparece en nuestra conciencia de manera espontánea y correlativa. Sin uno de ellos, los otros no surgen.



Sri Bhagavan Ramana: La sensación del cuerpo es un pensamiento; 
el pensamiento es de la mente, la mente surge después del pensamiento «yo», 
y el pensamiento «yo» es el pensamiento raíz. 

Si se permanece en el pensamiento «yo», los otros pensamientos desaparecerán. 
Entonces no habrá ningún cuerpo, ni mente, ni siquiera el ego.

Interlocutor: ¿Qué quedará entonces?

Sri Bhagavan Ramana: El Sí mismo en su pureza.

Sin objetos no hace falta el sujeto ni el Dios que los abarque; sin un mundo contenedor de nombre y forma, no hay conceptos ni relaciones que necesiten almacenarse.

Así, a poco de iniciada nuestra investigación, nos percatamos de que el pensamiento no nos ayudará a resolver nuestro dilema, de que la mente es incapaz de conocer Aquello en lo cual se origina, su propia fuente, su ser real.

Aquello (Lo Brahman) no precisa ni admite separación, ni conjunción, ni construcción mental alguna. Por eso ni aún los sabios logran comprenderla, ni los visionarios discernirla. Aquella realidad no está al alcance de ningún individuo, porque trasciende la mente del "yo" y "mío" ... en Ella no existe el aspirante, ni el sendero, ni el Yoga, en ella no hay ninguna dualidad.

Brahman es lo único real, lo único que realmente existe en todas partes sin el más mínimo rasgo de relatividad.

Sólo Brahman es todo lo que vemos y lo que no llegamos a ver; todo lo que sabemos y también todo lo que ignoramos ... porque siempre está más allá del conocimiento, la ignorancia y todos los demás pares de opuestos, creados por intelecto para interpretar el mundo en el que él mismo se encerró.

Brahman es en verdad, todo lo que fuimos antes de ser otra cosa, y al perder toda identificación con los objetos, "aquello" vuelve a transformarse en todo lo que somos aquí y ahora.

Sri Ramakrisna, el santo de las múltiples realizaciones, utilizaba habitualmente la figura poética de que el jiva o alma individual, al convertirse en aspirante a la realización se asemejaba a  una "muñeca de sal" internándose en el océano de la realidad... En esta misma línea, recordemos lo que este increíble Maestro del Ser enseñaba con respecto al conocimiento supremo de Brahman:

Brahman, lo Absoluto e incondicionado, 
sólo puede ser realizado en samadhi.
Entonces, todo es silencio- todo ese hablar de la realidad e irrealidad,
de jiva (alma) y jagat (mundo), 
de conocimiento e ignorancia, cesa.

Sólo queda la Existencia (ser) y nada más.
Porque realmente, la muñeca de sal no nos cuenta ya nada,
cuando se diluye en el océano infinito. 
Esto es Brahmajñana (el conocimiento supremo).




Brahma Satyam, Jagan Mitya, Jivo Brahmaiva, Na Apara.

TAT TWAM ASI

 OM TAT SAT


Continuaremos con "Todo es Brahman"

6 comentarios:

  1. "De manera que la esclavitud y la liberación son creaciones de Maya
    y no existen en el Atman (el Ser puro)".

    La alegría y el sufrimiento son pasajeros y provienen de la mente superficial. Nada tienen que ver con la Conciencia pura.

    "Aquella realidad no está al alcance de ningún individuo, porque trasciende la mente del "yo" y "mío" ... en Ella no existe el aspirante, ni el sendero, ni el Yoga, en ella no hay ninguna dualidad".

    No podemos ni definirla con palabras porque entra en juego el intelecto...

    Namasté!!.

    ResponderEliminar
  2. Así es Amigo Gorka!

    Como decíamos en la entrada anterior, estas sentencias de Sankara, invitan más al silencio que al "discurso" vano...

    Pero, si sabemos y comprobamos, una y otra vez que la búsqueda no conduce a nada...¿porqué seguimos buscando...porqué insistimos?

    Mejor preguntarse ...

    ¿Cuál es la actitud correcta para permanecer en el autoconocimiento?

    Precisamente, la del buscador.

    Namasté Amigo en el Ser, y gracias por tu colaboración constante!

    ResponderEliminar
  3. Para no romper el silencio de estas reflexiones, sólo agradecer, Ganapati, el desarrollo de estas cuatro grandes sentencias, ¡tarea nada sencilla!
    Un abrazo compañero!

    ResponderEliminar
  4. Estas dos últimas entradas tuyas son realmente importantes, es la esencia de esta enseñanza. Como José Manuel, pienso que nada hay que añadir. Sólo leerlas con mente y corazón y devenir silencio. Y como una imagen transmite mucho, ésta es pura meditación:
    "Porque realmente, la muñeca de sal no nos cuenta ya nada, cuando se diluye en el océano infinito."
    Un gran abrazo!
    Namasté!

    ResponderEliminar
  5. Gracias José Manuel por acompañar siempre!

    Estas entradas en realidad son el primer trabajo que subí en este espacio. Con mi torpeza de siempre sumada a la inexperiencia, lo subí todo junto y sin pausas, ni citas, con lo cual la lectura se tornaba realmente pesada, aún para los que entendían del tema.

    Por eso me había propuesto ya hace tiempo reeditarlas en la misma línea que las últimas entradas, es decir, por partes más o menos cortas (lo más posible) y con citas inspiradoras de los maestros, que son lo que realmente le dan valor agregado, o mejor dicho, algún valor a estos trabajos.

    También había omitido citar al Gurú que lo había inspirado, Swami Vivikayukta, aunque hace ya mucho tiempo, vía web, pero no podía dejar de honrar su santa presencia iluminadora.

    Mirá como son las cosas, que el día que voy a subirlo, descubro que el santo de JC lo había leído todo y había dejado un comentario muy lúcido y sentido acerca del texto. Pero bueno, la decisión o la guiación ya estaba y seguimos adelante.

    Les pido que no lo tomen como una irrespetuosidad, sino al contrario, por respeto a esta enseñanza que no considero mía, sino de todos, es que decidí reeditarla y republicarla, ahora que hay algunos seguidores más y las páginas tienen mayor llegada.

    Como siempre digo, el verdadero trabajo es de ustedes, al tener que recibir y asimilar el mensaje, y el mensajero es lo de menos.

    Un abrazo en el Ser, compañero!

    ResponderEliminar
  6. Así es Victoria!

    Ser conciente de la Consciencia es meditación... y Brahman está allí, en la consumación de esa unidad.

    Como le expliqué a José Manuel, sentía que le debía a este trabajo una puesta en escena más acorde, porque creo que cada guación que nos llega debe ser tomada con total respeto y entrega, para que cumpla su cometido de la mejor manera posible, dentro de nuestras limitaciones, sin esperar ningún resultado en particular, sino soltándolo a su propia suerte, una vez que uno hizo lo mejor que podía, su pequeña parte.

    Son sus comentarios los que enriquecen estos escritos y les dan verdadera vida o validez, porque estas mismas palabras vacías de sentido, no servirían más que para agregar más confusión al asunto.

    Personalmente siento que llega más luz en los comentarios que en los escritos, en sí, y eso prueba dos cosas:

    1) que la luz o el perfume que pueda quedar tras estas palabras, llega para ustedes y no solo para mí, por aquello de "siempre que dos o más se reunan en Mi Nombre, Yo estaré entre ellos".

    y

    2) que no hay realmente nadie que pueda adjudicarse la autoría de este tipo de trabajos... que no existe ganapati, ni nadie más detrás de estas simples palabras, que no sea el único Ser en cada uno, el Señor mismo mostrándonos de todas las maneras posibles y por todos los caminos (universalmente), sin importarle demasiado el instrumento, sino la música que quiere que escuchemos, la Verdad del Ser, de su única existencia en nosotros.

    Por eso, aprovecho tu respuesta para AGRADECERLES a todos esta oportunidad de SER en ustedes, lo que YO SOY !!!

    Gracias Victoria por acompañarnos y valorar nuestro trabajo como para que sintamos que estamos cumpliendo con cada vida, al hacerlo!

    Namasté Amiga en el Ser!

    ResponderEliminar

TAT TVAM ASI (Tú eres Aquello que es lo único que ES)

OM NAMAH SHIVAYA



Âtma Vichara paso a paso

Persigue inexorablemente la búsqueda del "Quién soy yo".
Analiza tu personalidad entera.
Trata de encontrar dónde comienza el pensamiento del Yo.
Prosigue con tus meditaciones.
Continúa volviendo la atención hacia adentro. (Un día la rueda del pensamiento perderá velocidad, y una intuición surgirá misteriosamente)
Sigue esa intuición, deja que tu pensamiento se detenga, y te conducirá finalmente hacia la meta.

De las Enseñanzas de Sri Ramana Maharshi