Sólo el silencio

Aunque la realidad del ser ha sido establecida de muchas maneras,decirlo no es suficiente: el ser sólo es conocido por experiencia propia.

Sri Bhagavan Ramana Maharshi

ॐ नमः शिवाय

jueves, 28 de octubre de 2010

Todo es Brahman III - Jagan Mitya (El mundo es ilusión)


• Jagan Mitya = el mundo es una apariencia ilusoria

La mente sólo puede percibir a través de los sentidos los elementos con que todos los objetos se componen. El cuerpo también está formado por envolturas diferentes que coinciden con sus diversas modalidades expresadas a través de los sentidos y sus órganos internos.

¿No es esto prueba suficiente para darnos cuenta de que el mundo que tomamos como lo más real, es en realidad, el mundo de la mente? Lo mismo sucede con el cuerpo con el cual nos identificamos sin dudarlo, y es en definitiva un producto de lo que percibimos, de lo mental.

Si esta mente es la causa de todo, ¿de dónde toma su poder, en qué o quién se origina y porqué?¿Cuál será su fuente? Entender en nosotros todo el complejo proceso de la mente constituye el primer paso liberador.


Los sentidos, estando orientados hacia el exterior 
para ayudar al conocimiento de los objetos, 
son externos; la "mente", estando en el interior, es el sentido interno. 
Los términos "interno" y "externo" son relativos al cuerpo; 
no tienen ningún significado en lo absoluto. 

Con el fin de mostrar que todo el mundo objetivo está 
en el interior y no en el exterior, 
las Escrituras han representado el conjunto del cosmos 
con el símbolo del "loto del Corazón". 

Pero el Corazón no es otro que el Sí-mismo. 
Lo mismo que la bola de cera del orfebre, 
aun ocultando minúsculas partículas de oro, 
parece siempre un simple pedazo de cera, 
igualmente todos los individuos perdidos 
en la sombría ignorancia (avidya) o el velo universal (mâya) 
no pueden sino sufrir la nesciencia durante su sueño. 

En el estado de sueño profundo, los cuerpos físico y sutil, 
bien que formando parte de ese velo, son sumergidos en el Sí-mismo: 
es de la ignorancia que ha brotado el ego -el cuerpo sutil-; 
la mente debe ser transformada en el Sí- mismo.


Sri Ramana Maharshi

Esta mente o conciencia identificada con el ser individual, no puede hacer absolutamente nada para convertirse en Brahman. 

Bhagavan siempre nos recordaba que "el agua no puede convertirse a sí misma en agua seca" ... pero en ese preciso instante en que se percata de su inaptitud, algo cambia ... se detiene su continuidad, se congela en el sin tiempo y allí  sucede lo imposible hasta el momento... el mundo desaparece y una puerta se abre detás... aquí-ahora estamos en el trasfondo, en la consciencia pura ... al fin en paz.

Ver lo iluminado sin percatarse de la luz es como ver el pasado y el futuro sin tomar conciencia del presente.

Para ello necesitamos detenernos, frenar la rueda, cortar el circuito interminable de los pensamientos recurrentes y una vez que nos tranquilizamos y aclaramos, volvernos hacia esa Luz, hacia esa fuente, hacia esa presencia que no aparece y desaparece sino que permanece siempre como la base o el trasfondo de lo que percibimos.


Todo lo que existe, desde el creador Brahmâ 
hasta una hoja de hierba, es el ser; 
la ignorancia también es ser o, en caso contrario, 
es irreal e inexistente.

No hay ni siquiera una segunda cosa 
que podamos llamar mente.

En el mismo ser se encuentra el velo o môha, 
que crea la polarización del sujeto y el objeto, 
y en ese momento la conciencia infinita 
aparece como mente.

Ese velo es un pensamiento, una intención, 
una idea en la conciencia infinita, 
pero también es el ser, 
pues en caso contrario 
no podría producir ningún efecto.

La mente nace de este deseo 
de pensar objetivamente 
y sólo puede desaparecer 
con la ayuda del pensamiento contrario 
que pone fin a aquella idea de pensar.

Todo lo que vemos es irreal porque al objetivarlo, al evaluarlo, al medirlo, lo hacemos desde una perspectiva dualista; basados en la separación, en la diversidad. Todos los pensamientos, conceptos o imágenes que aparecen ante nosotros en el estado de vigilia no son más que objetos de la mente, proyecciones mentales, creaciones limitadas, efímeras y simbólicas, producto de una visión marginada o parcial.

Desde lo global, por el contrario, nos sorprenderíamos de hallarnos naturalmente en una actitud de desapego, como turistas o extranjeros, como simples espectadores que observan los hechos sin implicarse, con total indiferencia hacia el yo y sus acciones.

Sólo se trata de cambiar el punto de referencia, de enderezar la perspectiva y reconocernos como testigos privilegiados de todo este proceso, dejando definitivamente el papel de individuos al margen de la unidad.

Lo irreal no es lo que vemos, sino lo que pensamos que vemos, lo que creemos ver.

La ilusión que nos mantiene esclavizados surge en el mismo momento en el que nuestra percepción se confunde con la mente extrovertida, en el preciso instante en el que la atención se centra en ese objeto y la conciencia se recrea a sí misma en ese campo, en ese espacio limitado que no puede contenerla ni aún circunstancialmente.

A cada instante se objetiva la única Consciencia. Su "juego" es crear y destruir continuamente objetos de conocimiento, definiéndolos a partir de un sujeto-conocedor desde cuya perspectiva el objeto parece tener una existencia concreta y diferenciada.

El que aparece como "conocedor del mundo" es un constructo de la mente, un objeto más, y en ese orden (en esa dirección) jamás conocerá la felicidad ni la verdad.

Al utilizar la mente como instrumento debemos hacerlo con discernimiento y desapego, para no quedar enredados en la afectividad.

Si llegamos a este nivel de desprendimiento es que al fin nos hemos desengañado del cuerpo, de la idea recurrente de "ser el cuerpo", convenciéndonos definitivamente de que estamos en él, pero no somos él... Así mismo debemos terminar con el hábito de identificarnos con los procesos mentales, productos del ego, del pensamiento raíz "yo" y todas sus innumerables ramificaciones.

Soltar todo lo que tenemos "entre manos", así como soltamos el cuerpo en la relajación profunda, zona por zona, centímetro a centímetro, para que comience a fluir con la energía cósmica o universal. Liberar de igual manera toda creación del intelecto, desestimar todo pensamiento, todo conocimiento adquirido, toda conceptualización asumida, hasta los más elevados o abstractos, como "yo soy Brahman" o "todo es Brahman" uno por uno, a través de la autoindagación (Atma vichara), buscando sólo permanecer en esa nada que lo es todo, en ese vacío que es plenitud, que es Purnam.

“Termina con tus ilusiones ...” nos dicen los maestros. Rompe las cadenas que tú mismo te has colocado, corta el círculo vicioso del nacimiento y muerte, reclama tu herencia celestial y asume el trono de la libertad total absoluta, de ser sólo tú mismo, de ser sólo el Ser.

El universo aparece sólo en perspectiva. El que ve es mas bien un punto de referencia y el objeto visto resulta no ser más que una apariencia, una proyección, un espectro.

Lo único real es la visión. Lo único que existe es la Consciencia. La semilla de toda existencia. Todo lo que existe es nuestro propio ser.


La mente es la fase inteligente 
que conduce hacia su propia destrucción, 
para que el Yo se manifieste. 
Enderece su perspectiva. 
El creador sabe cómo cuidar de su creación. 

Sri Ramana Maharshi

Todos somos conscientes, por eso Ramana enseñaba que no hay nadie que no sea, y por tanto, que no esté realizado ya... Sin embargo hay una etapa en el ser, en la que aunque consciente, no se percata de la Consciencia, de la dualidad de su propia forma de ser y de pensar... y otra, despierta o iluminada, que reconoce esta unidad como la base de su existencia y el único poder capaz de sostener toda esta continua creación y destrucción en perfecto equilibrio, en total armonía y en completa paz.

Esta última clase de seres es la que vive y se expresa desde la perspectiva de la totalidad, de la unidad, de la única realidad posible, convencidos que no hay ninguna presencia objetiva y sólo la consciencia es omnipresente... Ellos son la sal de la tierra, la luz del mundo, el ser lo Brahman, el absoluto Ser.

¡Lo único que podemos hacer es darnos cuenta, y abrazarnos a esa claridad, para ir comprendiendo poco, nuevamente lo que somos ahora y lo que fuimos siempre... Sólo Brahman, sólo ser!


Brahma Satyam, Jagan Mitya, Jivo Brahmaiva, Na Apara.


TAT TWAM ASI

 OM TAT SAT
Continuaremos con "Todo es Brahman"

8 comentarios:

  1. Gracias, Ganapati, tus palabras matan.. Como dijiste otra vez: "matando sin matar".. Y no me resisto..me dejo morir.. gracias!!
    Abrazo, Amado.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Amada Atma!

    Cada vez más convencido de que estamos en completa sintonía, porque me pasa lo mismo con tus inspiradas entradas...entro en tal silencio que ni siquiera me quedan fuerzas, y sólo quiero permanecer allí indefinidamente!

    Gracias a tí, por ser inspiración continua y sabiduría benevolente!

    Eres uno de esos seres a que se hacen alusión en el último párrafo, que son la sal del mundo, la luz de la humanidad!

    Gracias por darnos tanto!

    Namasté Amada en el Ser!

    ResponderEliminar
  3. Hoy leí una frase de Sri Bhagavan que resonaba en todo tu texto como la melodía de fondo: "Hay solo dos cosas: creación y sueño profundo" unido a lo que dices: "Esta mente o conciencia identificada con el ser individual, no puede hacer absolutamente nada para convertirse en Brahman." deja a la mente como dice Lula: muerta, silente y sin argumentos, callada al fin.
    Gracias Ganapati por este caudal inagotable.
    Namasté!

    ResponderEliminar
  4. ..."Sólo se trata de cambiar el punto de referencia, de enderezar la perspectiva y reconocernos como testigos privilegiados de todo este proceso, dejando definitivamente el papel de individuos al margen de la unidad"...

    Gracias Ganapati, amada lámpara encendida, que alienta y conduce con sabiduría y bondad.

    ResponderEliminar
  5. Gracias a tí Victoria!

    Como les digo siempre, el caudal viene por ustedes, por su inagotable sed de verdad!

    Así que GRACIAS a ustedes por seguir interesados y orando, de una manera u otra, para que la luz llegue con la menor interferencia posible!

    En esto de la interferencia es donde este servidor aparece, interfiriendo... pero con la mejor predisposición que hay en su corazón!

    Un abrazo en el Ser Amiga Z!

    Namasté!

    ResponderEliminar
  6. Gracias Aviló por tu benevolencia y compasión!

    Vale más un instante de verdadero silencio, que todas estas palabras y todas las escrituras y enseñanzas que puedan recopilarse o recordarse... pero cuando la mente se halla en movimiento y vuelta hacia afuera, no hay otra forma de traerla que con conceptos que le recuerden su real naturaleza, y la predispocisión necesaria para abrir esa mente y depositarla a los Pies del Siva!

    Por eso dicen, son sólo conceptos, es cierto .. lo que es, es siempre ... es cierto ... pero cuando no hay otra cosa que conceptos, ¿de donde asirnos?

    De otros conceptos que nos aquieten y nos devuelvan a vichara, a la instrospección a la unidad.

    No sé porque vino todo esto justo a tí, que lo tienes tan claro, pero confío que es porque sabrás entenderlo con tu gran sabiduría y tu paciencia para conmigo.

    Un abrazo Amiga en el SER!

    ResponderEliminar
  7. "La mente es la fase inteligente
    que conduce hacia su propia destrucción,
    para que el Yo se manifieste.
    Enderece su perspectiva.
    El creador sabe cómo cuidar de su creación".

    El creador sabe cómo cuidar de su creación aunque no nos lo parezca a estas mentes condicionadas...

    Gracias Ganapati!!.

    ResponderEliminar
  8. Esa frase del Sadgurú Ramana también me impactó mucho la primera vez que la escuché...

    La inteligencia tiene muchas fases, pero las principales podríamos dividirlas en lo que conocemos como "reinos" de la naturaleza:

    En el mineral la inteligencia es incipiente, recién despierta. En el vegetal es vida y comienza a crear internamente. En el animal es más plena y llega al punto máximo de canalización de la energía. Y en el ser humano comienza la fase de reintegración, de disolución de esa energía inteligente en la unidad.

    Una Enseñanza sufí dice:
    “[Dios] duerme en la roca, sueña en la planta, se agita en el animal y despierta en el hombre”...y la de Ramana-Siva la completa.

    Gracias a tí Gorka, Amigo en el ser!

    ResponderEliminar

TAT TVAM ASI (Tú eres Aquello que es lo único que ES)

OM NAMAH SHIVAYA



Âtma Vichara paso a paso

Persigue inexorablemente la búsqueda del "Quién soy yo".
Analiza tu personalidad entera.
Trata de encontrar dónde comienza el pensamiento del Yo.
Prosigue con tus meditaciones.
Continúa volviendo la atención hacia adentro. (Un día la rueda del pensamiento perderá velocidad, y una intuición surgirá misteriosamente)
Sigue esa intuición, deja que tu pensamiento se detenga, y te conducirá finalmente hacia la meta.

De las Enseñanzas de Sri Ramana Maharshi